La grandeza de otra época
El Museo Maya de Cancún se ha convertido en el acervo más importante de esta cultura en Quintana Roo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201520/museocancun5_5615_615x.jpg

Arquitectura: Alberto García Lascurain

Desde 1964 y 1987 —cuando se inauguraron los museos Nacional de Antropología y del Templo Mayor—, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) no edificaba un recinto de arquitectura moderna para albergar un espacio museístico. Ubicado en el kilómetro 16.5 del Boulevard Kukulkán, en la zona hotelera de Cancún, se encuentra la estructura arquitectónica que fue encargada al arquitecto Alberto García Lascurain para proyectar un edificio dentro de la selva de San Miguelito, a unos cuantos metros de la laguna Nichupté, que pudiera estar integrado al sitio arqueológico de San Miguelito (ciudad maya de 1250-1550 d.C.), que se visita conjuntamente con el recinto museístico, conformando un área total abierta al público de poco más de 80 hectáreas. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201520/museocancun2_6511_615x.jpg

Las edificaciones del museo se encuentran a ocho metros de altura e incluyen tres volúmenes de pabellones de exhibición, en los cuales el visitante puede admirar 350 objetos arqueológicos, producto de 30 años de investigaciones —algunos nunca antes mostrados, otros descubiertos en excavaciones recientes, o que habían sido exhibidos en recintos como el Museo Regional de Yucatán “Palacio Cantón”—, y las colecciones que mostraba el antiguo Museo Arqueológico de Cancún, que fue cerrado en 2005 luego del paso del huracán “Wilma” que devastó la ciudad.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201520/museocancun3_7679_615x.jpg

El Museo Maya de Cancún dispone de tres salas de exhibición montadas sobre mil 350 metros cuadrados, dos de ellas permanentes y una para exposiciones temporales de carácter nacional e internacional. El recorrido museográfico abre con los restos óseos de hasta 14 mil años de antigüedad, descubiertos en los últimos 12 años en cuevas inundadas de Tulum, espacios que ofrecen grandes aportaciones a la investigación sobre la llegada del hombre al continente americano. El segundo espacio del recinto se concibió para presentar la diversidad de regiones que conforman el área cultural. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201520/museocancun4_9765_615x.jpg

 La Sala Maya es de carácter temático, y en su discurso muestra aspectos relevantes de la arquitectura, el arte, la cosmovisión y la vida cotidiana de los mayas de diferentes regiones. Se exhiben piezas tales como portaincensarios de Palenque, Chiapas, esculturas y elementos arquitectónicos de Chichén Itzá, Yucatán, y una colección de ladrillos grabados de Comalcalco, Tabasco. La última sala está proyectada para recibir muestras internacionales que permitan exhibir exposiciones temporales y objetos procedentes de antiguas ciudades ubicadas en Centroamérica.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201520/museocancun1_2852_615x.jpg

“El proyecto está emplazado al fondo de la zona arqueológica en forma lineal, para afectar lo menos posible el sitio arqueológico y, al mismo tiempo, que sirva de respaldo al entorno natural. El concepto fundamental del proyecto es un museo abierto con espacios y secuencias visuales y perspectivas que permiten ir descubriendo los diferentes espacios arquitectónicos contenidos y áreas abiertas, de manera similar a un recorrido por la selva de esa zona de la península, siempre integrándose al entorno de la zona arqueológica”, comentó Alberto García Lascurain. El Museo Maya de Cancún recibe cerca de un millón de visitantes al año, lo que lo convierte en uno de los sitios museísticos más visitados al sureste mexicano.