Rescate integral
El paisajista mexicano Mario Schjetnan combina funcionalidad y diseño sin afectar el mejoramiento del medio ambiente.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/sch2_3145_546x.jpg

En los últimos años, el mundo de la arquitectura ha vivido un gran cambio de visión. Debido a cuestiones medioambientales cada vez más preocupantes, los arquitectos han modificado de manera positiva sus modelos tradicionales de construcción. Si antes el urbanismo y el paisaje eran percibidos como opuestos, hoy estas fuerzas se unen para transformar de manera regenerativa las ciudades.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/sch4_9917_615x.jpg

Nuestro país cuenta con arquitectos como Mario Schjetnan, quienes hacen esfuerzos para devolverle a la Ciudad de México estos espacios verdes y llenos de vida. Mario es una autoridad internacional en la arquitectura de paisaje. En 2015, La International Federation of Landscape Architects le otorgó el premio Sir Geoffrey Jellicoe por su trayectoria dedicada al mejoramiento del paisaje, la ciudad y el medio ambiente, siendo el primer arquitecto latinoamericano en recibir este reconocimiento.

El Jardín Natura del Parque Bicentenario, ubicado en Azcapotzalco, es una de las obras que representa perfectamente la unión de estos elementos (urbanismo y paisaje). En un terreno de 55 hectáreas, Grupo de Diseño Urbano, despacho que lidera Mario Schjetnan, logró transformar una de las más antiguas refinerías de petróleo del país en un espacio de uso recreativo, en donde la naturaleza se fusiona de manera ogánica para hacer de este sitio un ecosistema autosuficiente.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/sch4_4372_546x.jpg

Con tan sólo un año y medio de construcción, el parque recibe a más de dos millones de visitantes al año. Además, cuenta con un sistema de retención de aguas de lluvia que permite recolectarlas y redirigirlas a 85 metros de profundidad al acuífero de la Ciudad de México. Este mantenimiento ha permitido que diferentes tipos de animales, como águilas y gavilanes, se hayan instalado y reproducido de manera natural.

Esperando ver muchos más proyectos como el Jardín Natura del Parque Bicentenario en nuestro país, este espacio público de entorno equilibrado por su estética y eficiencia es el ejemplo perfecto de lo que el urbanismo sustentable puede lograr.

gdu.com.mx