Un Stradivarius gigante en L’Aquila
El proyecto más reciente de Renzo Piano responde a tres principios: la cultura, la convivencia social y el cuidado del medio ambiente.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/renzo_piano_6393_615x.jpg

Arquitectura: Renzo Piano

En el año 2009 se registró un terremoto de 6.3 grados en la escala de Richter en la ciudad de L’Aquila, en la región de Abruzzo, Italia, el cual dejó muchas pérdidas humanas y múltiples daños en los edificios y monumentos históricos, sobre todo en los bienes arquitectónicos pertenecientes a la época medieval y el estilo barroco.

Una de las construcciones afectadas fue un viejo fuerte español del siglo XVI erigido bajo la dirección del ingeniero valenciano Pedro Luis Escrivá. El fuerte, considerado un ejemplo monumental de la arquitectura militar, hospedaba un auditorio donde realizaba sus presentaciones la sinfónica de la sociedad de conciertos Baratelli.

Debido a que las labores de restauración de este antiguo lugar durarían varios años y había que esperar demasiado tiempo para reanudar las actividades musicales, se pensó en otra solución: Claudio Abbado, el director de la Orquesta Mozart de Viena, y el arquitecto Renzo Piano decidieron hacer un teatro temporal, que fue financiado por la provincia de Trento, en Italia.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/renzo_piano_2_2780_546x.jpg

El nuevo auditorio se encuentra ubicado cerca del fuerte, dentro de un parque situado entre el antiguo monumento y la Plaza de la Fuente Luminosa. Esta localización tuvo un propósito: que estuviera cerca de la vieja sala de conciertos para no interrumpir la costumbre del público de visitar dicho sitio. “El nuevo inmueble está concebido como un edificio provisional, capaz de responder de manera excelente a los requisitos acústicos y funcionales necesarios para un espacio musical”, explicó Renzo Piano, y agregó que el edificio, en su totalidad, fue pensado como un verdadero instrumento musical, como un gran Stradivarius.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/renzo_piano_1_9796_615x.jpg

El Auditorio del Parque está formado por tres volúmenes en forma de cubo.  Tales edificios están realizados en madera, elección ligada a la función acústica de este tipo de inmuebles, pero también determinada por las condiciones del contexto: las estructuras realizadas en este material tienen características altamente antisísmicas.

Finalmente, el arquitecto Renzo Piano preocupado por el futuro de los recursos naturales, promovió la plantación de doscientos árboles en las cercanías del proyecto para desarrollar un volumen de madera equivalente a aquella que fue utilizada para construir este edificio.