Una nueva era sustentable
Conoce a TAPHA, la primera edificación de uso habitacional con certificación Passivhaus en Latinoamérica.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201444/una_nueva_era_sustentable_7219_615x.jpg

Arquitectura: INHAB

En la actualidad, la huella ecológica es cada vez más evidente en nuestro planeta, es por ello que vivimos una época donde la tendencia eco-friendly se ha vuelto una necesidad en proyectos desde diseño de modas hasta la arquitectura. La certificación Passivhaus es de origen alemán y para obtenerla, el inmueble debe contar con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, un sistema de ventilación eficiente así como aprovechamiento de energía solar para una mejor climatización, todos esos requisitos para reducir el consumo energético entre un 75 y 90 por ciento.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201444/una_nueva_era_sustentable1_8089_615x.jpg

El Taller Passivhaus México consta de 42 metros cuadrados y forma parte de un edificio habitacional de principios de siglo XX característicos de la Colonia Roma Norte en la Ciudad de México. El objetivo de INHAB, el despacho encargado de la remodelación, fue realizar una rehabilitación sustentable y confortable para los usuarios, por lo cual, incorporar el estándar Passivhaus era la opción más complicada pero sin duda, la más innovadora.

Para concebirlo el despacho comenzó a aliarse con proveedores y especialistas que compartían el mismo interés por la sustentabilidad, tal es el caso de Kömmerling, la marca pionera y líder en fabricación de perfiles de PVC para ventanas, quien a través de sus fabricantes autorizados Windlock y Ventanas Exclusivas aportaron al proyecto las soluciones principales así como los cálculos de balance térmico necesarios.

Con TAPHA, el despacho INHAB marca el comienzo de una nueva era sustentable y eleva los estándares de las edificaciones habitacionales del siglo XXI, ya que además del evidente beneficio ecológico que proporciona, el aprovechamiento de espacio es algo digno de aplaudir y completamente necesario, pues la necesidad de crear espacios pequeños y prácticos crece cada día junto a la sobrepoblación en América Latina.