Exteriores con sabor a verano
Diseños delicados, funcionales y resistentes crean espacios íntimos.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201423/exteriores__4952_615x.jpg

Una de las tendencias más importantes que hoy se observa a nivel internacional en cuestión de diseño de mobiliario exterior, es que el concepto de innovación y confort absoluto se combinan con un profundo respeto al medio ambiente. De esta manera, se logran espacios eficientes y funcionales, que revolucionan la cultura del descanso y la relajación.

Aunque en la actualidad el mercado ofrece nuevas ideas sin cesar, tanto en estructura como en nivel ergonómico, existen dos claras tendencias de diseño en mobiliario de exterior: la norteamericana, incluyendo Canadá y Estados Unidos, y la europea, donde intervienen el estilo italiano, el español y el alemán como ejes conductores. El primero se apega a un sentido práctico, presenta mobiliario y accesorios multifuncionales, cuenta con una estética más robusta y conserva la privacidad entre el interior y el exterior. Por su parte, el europeo muestra un cambio estructural de las áreas, mostrándolas abiertas y comunicadas entre sí. Otro aspecto sobresaliente en la confección de mobiliario es que vuelve el protagonismo de la fibra natural como el mimbre y el ratán; el primero obtenido de un arbusto de la familia de los sauces, mientras que el ratán es una variedad específica de palmera. Se trata de materiales ligeros pero en ocasiones más robustos que algunas maderas. Son flexibles y maleables, duraderos y resistentes a la intemperie y a los usos rudos.

La aplicación de avanzada tecnología, así como la investigación de los especialistas para la producción de las nuevas colecciones de mobiliario para exterior, ha favorecido la libertad de su uso, así como un cambio en su estética. Por su parte, el color es otro elemento importante para lograr un ambiente amigable y estimulante, ya que otorga un inestimable efecto visual y emocional. Por tal razón, existe una vasta variedad cromática que va desde los colores naturales hasta los más llamativos y vivos como el rojo, el naranja, el verde y el amarillo, entre otros.