Matices sofisticados
La elegancia siempre presente, incluso a la hora de trabajar.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201536/omarmol2_7774_615x.jpg

El espacio dedicado al estudio o al trabajo es un lugar que siempre expresa la personalidad de quien lo usa y es su tarjeta de presentación para los visitantes o clientes. Por ello, es conveniente que el interiorismo denote elegancia, seriedad y profesionalismo. Los tonos dorados, por ejemplo, cuando se contrastan con opuestos como el blanco y el negro son siempre un sinónimo de sofisticación. Las formas más orgánicas e incluso vintage crean una atmósfera en donde se respira experiencia y tradición. Una buena iluminación es básica en un espacio como éste, por lo que proponemos integrar diferentes lámparas que, además de inundar de luz, pueden dotar a la habitación carácter y dinamismo.