Ariel Rojo
Busca mejorar la calidad de vida a través del diseño.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/ariel2_7317_546x.jpg

Apasionado tanto por el arte como por la ingeniería, Ariel Rojo empezó por estudiar Diseño Industrial en la Ciudad de México. Rápidamente descubrió también las posibilidades que ofrece el mundo de la arquitectura y, en 2006, fundó su despacho. Diseño arquitectónico, de producto, mobiliario, interiores, desarrollo de conceptos y escenografía reflejan la variedad de los proyectos llevados a cabo por Ariel Rojo y su equipo.

“Diseñamos para sonreír, disfrutar, pensar, inspirar, compartir, vivir”, comentó el mexicano. Entre los ingredientes esenciales de sus propuestas creativas, cabe mencionar la mezcla de distintas culturas y toques de humor, así como las nociones de responsabilidad y conciencia.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/ariel3_8879_615x.jpg
  • Utilizar el blanco en la cocina ayuda a generar una sensación de amplitud y limpieza, además de facilitar la combinación con otros materiales y colores.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/ariel4_2564_615x.jpg
  • La funcionalidad de la cocina depende de la iluminación, y usar el color blanco maximiza tanto la luz natural como la eléctrica. La iluminación también forma parte de la decoración.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/ariel7_403_615x.jpg
  • Usar madera permite brindar calidez a una cocina blanca, así como generar contrastes que le dan profundidad al espacio.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/ariel5_9637_615x.jpg
  • Para crear coherencia en el diseño de este espacio es importante considerar los accesorios que se van a utilizar y cómo se van a exponer. Los almacenes abiertos hacen que la cocina se vea más grande y ponen a disposición los accesorios y la vajilla de manera rápida y cómoda.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/ariel6_4274_615x.jpg
  • Las texturas en las paredes y/o en los pisos —como los azulejos o estampados— dan un toque divertido y personalizan una cocina. Privilegiar tonos neutros con algunos acentos de colores es una manera de asegurar que no se pierda la elegancia.