Matthew McCormick
El diseñador cautiva al mundo de la iluminación con sus piezas radiantes.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/17/mccormick2_3468_615x.jpg

Descubrir un talento y convertirlo en una profesión es algo que hoy en día pocos tienen el privilegio de hacer, sin embargo, el diseñador Matthew McCormick se encuentra dentro de este grupo de afortunados. Tras ver la reacción que sus conocidos mostraban ante el diseño de sus lámparas, el canadiense decidió renunciar a su trabajo para poder dedicarse en tiempo completo a lo que realmente le apasiona: la luz. “Siempre me gustó la luz. Para mí es fascinante la manera en la que ésta puede crear distintos ambientes y percepciones”, comentó McCormick.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/17/mccormick4_3038_1365x.jpg

La pasión que Matthew demuestra por la iluminación y el enfoque único de cada una de sus creaciones lo han llevado a diseñar candelabros auténticos con expresiones elegantes e innovadoras. Los expertos de la industria confiesan que dentro de su trabajo, la estética purista que se manifiesta en las lámparas Halo, Dodeca y Dawn causa la agradable sensación de estar apreciando una pieza de joyería en vez de simples luminarias. “Aunque no considero tener un estilo definido, me identifico mucho con el concepto ‘Menos es más’. Siempre he pensado que entre más limpio y sencillo se vea el producto final, mejor”. Sin duda, para cualquier artista la inspiración es algo vital dentro del proceso creativo, y en el caso de Matt, esto no suele mostrar problema. “En el caso específico de la lámpara Halo, para crear el diseño circular me inspiré en la dulce efervescencia del prosecco, mientras que para el candelabro Dawn, la esencia industrial y la luz tenue hacen referencia a un sistema modular suave y orgánico”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/17/mccormick3_2266_1365x.jpg

El estilo audaz que Matthew impregna en sus lámparas no sólo le ha dado la oportunidad de intervenir distintos proyectos residenciales, corporativos y gastronómicos en Canadá, Estados Unidos y Europa. La técnica y la esencia de McCormick también ha causado furor en México, y hoy, su lámpara Halo se encuentra exclusivamente en la tienda Diez Company.