La maison au bord de l'eau
Louis Vuitton rinde homenaje a Charlotte Perriand, la creadora más influyente del Movimiento Moderno.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201422/la_maison_au_bord_de_leau_1_2558_615x.jpg

Su primer maestro fue Le Corbusier, quien la contrató para diseñar los interiores de las viviendas que él concebía. Después colaboró con el pintor Fernand Léger, y finalmente con el diseñador Jean Prouvé. Charlotte Perriand (Francia, 1903-1999) fue una mujer moderna en todos los aspectos. Deportista, sin ataduras y aventurera. Se fue a Japón como asesora de diseño en artes decorativas para el Ministerio de Comercio. Mientras diseñara muebles y viviendas populistas basándose en técnicas de producción en masa, Japón le permitiría implementar su visión social a nivel nacional, por medio de su trabajo en viviendas funcionales y modestas para la gente. La Segunda Guerra Mundial la obligó a quedarse ahí durante cuatro años. A su regreso a París continuó diseñando, en especial viviendas prefabricadas y mobiliario.

Gran parte de la obra de Charlotte Perriand ha sido conocida a través de sus colaboraciones con Le Corbusier, ya que aportó el ingrediente humano que le faltaba al arquitecto, conocido por sus soluciones racionales. A los proyectos que Le Corbusier llamaba “máquinas para vivir”, Perriand les inyectaba el componente cálido que los convertía en hogar siempre intentando mejorar la calidad de la vida a través del diseño.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201422/la_maison_au_bord_de_leau_3_9722_546x.jpg

En 1934, concibió el proyecto "La maison au bord de l’eau" para un concurso de diseño celebrado por la revista L’architecture d’aujourd’hui, de París, con la intención de introducir una forma económica de alojamiento vacacional para el mercado popular en Japón. Esta obra ganó el segundo lugar, mas nunca fue construida.

Ocho décadas después, gracias a los esfuerzos de su hija Pernette Perriand-Barsac y al apoyo de la casa de moda de lujo Louis Vuitton, se proyectó la ejecución de "La maison au bord de l'eau" en el marco de Design Miami.

En sus espacios se reviven los ideales de la sensible e inconformista Charlotte Perriand: funcionalidad, prefabricación, transparencia y sencillez.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201422/la_maison_au_bord_de_leau_2_7453_546x.jpg

Compuesta por dos volúmenes abiertos con ventanales hacia un patio central que a su vez se abre al mar, la casa ostenta una silueta minimalista de remarcadas aristas que cantan al pragmatismo: espacios de intimidad a un lado, comunes al otro. El resto de las estancias se cubren con uralita azul, reminiscencia de la industrialización del proceso de vivienda que pretendía Perriand al crear este prototipo como alojamiento económico de vacaciones.

Por su parte, la colección Icônes primavera-verano 2014 de Louis Vuitton alude al afán de Charlotte de construir mobiliario modular. Con prendas que pueden combinarse entre ellas para crear outfits distintos, la firma francesa recuerda que, al volver de Japón en 1940, la diseñadora comentó: “Una nueva forma de vivir me esperaba: trabajo, ocio y descubrimiento. Organicé mi guardarropa con “módulos” intercambiables, como en mis investigaciones sobre la estandarización: faldas y sweaters, blusas y bustiers, todo lo cual podía combinarse para ofrecerme hasta 16 posibilidades”.