Perfección ensamblada
Las mentes brillantes detrás de las casas de alta relojería nos presentan nuevas propuestas.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201451/perfeccion_ensamblada2_4478_546x.jpg

Cartier

No es fácil encontrar mujeres que destaquen en el mundo relojero, y menos cuando hablamos de la parte técnica. Sin embargo, ella ha roto todas las barreras de los estereotipos al demostrar que su capacidad de creación está a la altura de una de las marcas francesas más prestigiosas del mundo.

Carole Forestier-Kasapi nació en una familia de relojeros; su padre pasaba horas reparando con exactitud cronógrafos. Desde pequeña sintió una fuerte atracción por la maquinaria de un reloj y las diminutas piezas que la conformaban. El tiempo pasó, y con él su pasión se volvía mayor. Ingresó en la École d’Horlogerie de La Chaux-de-Fonds, en donde estudió durante seis años. Colaboró en diversas casas relojeras hasta que, en 1999, Cartier la convenció de aceptar un reto interesante, debía desarrollar piezas de alta relojería que reinventaran todo lo que ellos habían hecho hasta el momento. Los relojes de la maison francesa eran conocidos por su diseño de calidad y belleza, sin embargo, eran más conocidos como alta joyería que como relojería.

Desde entonces, ella ha diseñado movimientos muy complejos que dan vida a cronógrafos que están a la altura e incluso sobrepasan a las grandes casas relojeras suizas. Este año, uno de sus logros más importantes fue presentar el Rotonde Astrocalendaire, una pieza de 45 milímetros de diámetro con una estética cautivante por su tridimensionalidad. Su principal característica es el calendario perpetuo circular, el cual indica el día y el mes. Tiene un movimiento mecánico de carga automática certificado con el Poinçon de Genève, un galardón que se otorga a aquellos que cumplen con el último estándar de calidad. Esta pieza es sinónimo de procedencia, manufactura de calidad y fiabilidad.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201451/perfeccion_ensamblada3_571_615x.jpg

Chopard

En esta octava edición del Salón de Alta Relojería en la Ciudad de México, Chopard, de la mano de Rudolf Lang, director ejecutivo para América Latina, causó sensación al presentar el Superfast Chrono Porche 919 Edition. Se trata de una edición limitada a 919 piezas que se integra a la icónica colección Superfast. Dos gigantes de la industria del lujo se unen para celebrar la reincorporación de los mecanismos Chopard a los automóviles de carreras después de que estuvieran ausentes por un tiempo.

El reloj de mano cuenta con una caja de acero de 45 milímetros y está dotado de función de alta precisión flyback, la cual permite que el cronómetro vuelva a cero estando en marcha y que inicie una nueva cuenta de manera instantánea. Su diseño está inspirado en el nuevo Porsche 919 Hybrid; las estrías en la esfera son una reminiscencia del difusor trasero del auto, y la correa de caucho nos recuerda a los neumáticos capaces de recorrer una pista a una velocidad fascinante.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201451/perfeccion_ensamblada4_5613_546x.jpg

Piaget

El Altiplano 900 P de Piaget ha causado fascinación en el mundo entero, ya que el movimiento y la caja se fusionan en un mismo objeto de tan sólo 3.65 milímetros de espesor, permitiendo que éste sea de una finura exquisita y extremadamente cómodo de portar. Se trata de uno de los relojes mecánicos de cuerda manual más planos del mundo que fue lanzado al mercado con motivo del 140 aniversario de la casa relojera. Si bien su tecnología y manufactura requieren de innovación, el aspecto estético de la pieza tiene muchas asimilaciones históricas, ya que retoma algunas notas del Calibre 9P, el primer movimiento de cuerda manual ultraplano que Piaget creó en 1957.

El Altiplano 900 P está elaborado en oro de 18 quilates recubierto en negro y con correas de piel de cocodrilo. Existen cuatro versiones distintas, con carátula de oro rosa, de oro blanco, con 78 diamantes talla brillante y con 38 diamantes talla baguette. “Es maravilloso pensar que este reloj contiene cientos de piezas lo suficientemente pequeñas ensambladas a mano a la perfección. Sin duda, es el resultado de un trabajo en equipo que permite alcanzar la excelencia mediante el esfuerzo, el trabajo, la investigación y las destacadas habilidades de cada una de las personas que forman parte de la familia Piaget”, expresó con orgullo Franck Touzeau, director internacional de Creación y Marketing.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201451/perfeccion_ensamblada5_496_546x.jpg

Vacheron Constantin

Mis oídos no podían creerlo cuando Christian Selmoni, director artístico de Vacheron Constantin, se retiró el Patrimony Contemporaine ultraplano 1731 que llevaba en la muñeca izquierda para mostrarme cómo es que este repetidor de minutos indicaba la hora por medio de una bella melodía. La mente de todos los ahí presentes se transportó a un lugar mágico en donde las cosas buenas por venir se anuncian con campanas.

Este cronómetro de mano, distinguido con el Poinçon de Genève, fusiona la complejidad del mecanismo de sonería, uno de los más difíciles de lograr, con un calibre ultraplano. El resultado es asombroso, un reloj de oro rosa 5N de 18 quilates con 41 milímetros de diámetro. Su diseño se inspira en una pieza presentada en 1955 con motivo del bicentenario de la marca. Su delgado perfil, el bisel curvo, la minutería perlada y las agujas con forma de bastón tan característicos de este primer reloj se conservaron mientras que la caja sufrió algunas alteraciones para disminuir su grosor y convertirlo en el repetidor de minutos más plano que jamás haya existido. Los timbres que generan el sonido están sobrepuestos y conectados a la carrura, la parte media de la caja, dejando un espacio entre ésta y el mecanismo para optimizar la propagación del sonido. Este cronógrafo es capaz de sorprender al mayor de los conocedores, al ser una propuesta elegante, atemporal y completamente original.