Visión renovada
La firma de muebles Alfonso Marina tiene un papel importante en el interiorismo mexicano y su propuesta apunta a un futuro prometedor.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201447/vision_renovada_3_5080_615x.jpg

Que en 1971 cuando el destino encaminó sorpresivamente a Alfonso hacia el mundo del diseño, al descubrir la gran satisfacción que le dejaba dibujar. Encontró que a través de sus trazos podía elaborar piezas de mobiliario para embellecer los espacios, y no dudó en empezar a darles vida. Comenzó con una pequeña fábrica en la Ciudad de México, enfocándose siempre en elaborar muebles de gran calidad utilizando materiales preciosos como maderas, huesos y metales. Veinte años después rompieron las barreras nacionales y comenzaron a exportar su trabajo a diversas ciudades de Estados Unidos y Europa, dedicando todos sus esfuerzos a satisfacer las demandas del mercado internacional. En los últimos años, el ámbito creativo de esta empresa ha quedado en manos de Isabel Marina, hija de su fundador. Ella es quien ha vuelto a mirar hacia México, para ya no sólo atender el exterior sino retomar las raíces de la compañía familiar y, de este modo, tener más presencia en nuestro país.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201447/vision_renovada_2_5335_546x.jpg

De igual forma, Isabel ha inyectado un aire nuevo y renovado al crear una gama de productos que responden a las tendencias actuales del mundo del interiorismo. Si bien las técnicas de ebanistería que utilizan se basan, en buena medida, en la forma antigua de elaborar muebles —a mano para lograr la perfección en el ensamblaje y un mayor detalle en los acabados—, cada pieza tiene un toque vanguardista que satisface las necesidades de la sociedad actual. Gracias a esto es posible tener un escritorio barroco elaborado con las técnicas y el estilo del siglo XVII, en el que una computadora puede estar perfectamente instalada.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201447/vision_renovada_1_9273_546x.jpg

Cada silla, cada mesa y cada ropero ostenta clase y distinción, y resulta ideal en espacios donde se busca un toque de elegancia sin perder la vanguardia. Se podría decir que los muebles de Alfonso Marina son obras de arte; cada uno es único e irrepetible, una pieza clave de diseño capaz de convertir cualquier espacio en un museo o una galería.