EDÉN en la ciudad
No se trata de un pequeño pueblo, sino de un restaurante, pero su diseño intenta borrar la diferencia entre los dos.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/04/bellavista_2_3062_546x.jpg

Miles de flores colgantes te reciben en el restaurante Bellavista del Jardín del Norte, ubicado en Barcelona, para transportarte instantáneamente a algún verano en tu memoria, entras para probar su menú de tapas reinterpretadas y te quedas porque te sientes como en casa. Esa fue la misión de los diseñadores de El Equipo Creativo, quienes se inspiraron en el espíritu festivo de los pequeños pueblos de España para formar una atmósfera en donde los comensales se sintieran en un hogar fuera del suyo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/04/bellavista_1_3567_615x.jpg

Los colores, la calidez, la vegetación y hasta el nombre del sitio -ideado para parecer el de un pueblo- nos refieren a un ambiente relajado en el que podemos comer toda la tarde, mientras que su arquitectura fue creada como un mini pueblo en versión abstracta, con “callejuelas” decoradas por flores y luces que llegan hasta una “plaza” con lámparas que imitan los fuegos artificiales, un equivalente al jardín trasero del restaurante que, aunque es grande, conserva una atmósfera íntima.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/04/bellavista_3_1617_615x.jpg

A lo largo de mil metros cuadrados distribuidos en dos plantas, vamos de paseo por la floristería, el quiosco, la barbería, la tómbola y, no podía faltar, el bar del pueblo, instalado nada más y nada menos que en la iglesia. ¡Toda una experiencia culinaria!

www.elequipocreativo.com