La casa ideal para el sol de Sicilia
El equipo de Moncada Rangel Studio transformó una antiguo hogar de pescadores en una encantadora casa de huéspedes.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/06/la_casa_ideal_para_el_sol_de_sicilia_8106_1800x.jpg

En Sicilia, en la pequeña isla Ortigia –que es el centro histórico de la ciudad de Siracusa–, esta propiedad consta de dos unidades que se pueden rentar por separado dependiendo del número de huéspedes.
En el marco de la restauración, los arquitectos preservaron el uso ecléctico de materiales –que recuerdan el mar y tienen colores cambiantes– y se enfocaron en regresar al plano original de los espacios. “Cuando quitamos el estuco de las paredes interiores, descubrimos que la casa fue construida gradualmente, cuarto por cuarto, y no como un proyecto completo. La familia de pescadores que vivió aquí creció con el tiempo y sucedió lo mismo con la casa”, comentó Francesco Moncada.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/06/la_casa_ideal_para_el_sol_de_sicilia_7097_1800x.jpg

En la unidad principal que da hacia un pequeño patio privado, baldosas de cemento adornan el suelo y recuerdan las casas mediterráneas típicas.
En la segunda unidad, las paredes están cubiertas de baldosas de cerámica hechas y pintadas a mano por artesanos locales con un motivo que simula el mar, inspirándose en el trabajo del artista estadounidense Ellsworth Kelly. El suelo de madera pintado en blanco hace referencia a antiguos barcos que se ven a través de la ventana.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/06/la_casa_ideal_para_el_sol_de_sicilia_4219_1800x.jpg

Una escalera colorida de metal lleva a la terraza donde se aprovechan las vistas hacia el mar Jónico. En esta zona exterior, se utilizó la misma piedra caliza que la del castillo cercano Forte San Giovannello. Baldosas con un motivo de ola orgánica –que hace referencia también a la obra de Ellsworth Kelly– decoran una de las paredes y la ducha al aire libre cuenta con un circulo gigante rojo que indica la dirección de la puesta del sol. En este pequeño paraíso, nos quedaríamos para siempre.

francescomoncada.com