Horizonte azul
Un departamento relajado y con paredes en tonos suaves que representan el cielo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2015/52/hazul5_9094_615x.jpg

Esta casa en Sofo, Estocolmo, data de los años 30 y ha tenido varias renovaciones durante décadas, pero la más reciente corrió a cargo del estudio de diseño Note, que transformó el espacio de 200 metros cuadrados en un oasis azul. “Nuestra primera impresión fue que era demasiado, en términos de dimensiones y materiales, así que decidimos simplificarlo”, explica el equipo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2015/52/hazul7_2906_546x.jpg

El objetivo fue un ambiente relajado y suave, con una línea azul oscuro que dividiera todo el lugar y creara la ilusión de un horizonte al interior del departamento, de esta manera además el techo parece más alejado del suelo. “El deseo de nuestro cliente fue que lográramos una residencia acogedora para una vida en familia, pero con la posibilidad de ser profesional, que invitara a entrar tanto a amigos como a socios de negocios”, dicen. El resultado es una casa cálida y tranquila que recrea el aspecto del cielo aplicado de manera abstracta a su interiorismo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2015/52/hazul2_570_546x.jpg

Note se inspiró en tres elementos: un abrigo de cashmere café, unos tenis color arena y una plaza en Roma, imágenes con estilo pero resistentes al paso del tiempo, esto con la intención de lograr un humor más que un concepto. Como un guiño a la arquitectura de la vieja escuela que reinaba en la casa, se enmarcaron las habitaciones con rincones angulares que se utilizaron como almacenes para no perder el espacio. Para completar la atmósfera, las paredes y los techos están pintados de un rosa-durazno muy suave y beige arena, tonos que crean una sensación dinámica pero sutil, en contraste con la base azul gris. Dato curioso, nada en el departamento es blanco.

notedesignstudio.se