Manifiesto urbano
Este departamento en la Ciudad de México presume un diseño sofisticado y de carácter contemporáneo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/51/olga1_4854_615x.jpg

Diseño Interior: Olga Hanono

Para interioristas como Olga Hanono, interpretar los sueños de sus clientes y convertirlos en un hogar que les genere tranquilidad y los haga sentir en plenitud, es su principal reto. Sin embargo, éste cobra mayor intensidad si además se da a la tarea de imaginar y concretar espacios que no sólo son contemporáneos y elegantes, sino que rompen con los conceptos estéticos convencionales. Tal es el caso de esta residencia ubicada en la Ciudad de México, donde el encargo de los dueños fue claro: crear un departamento moderno, cálido, divertido y que, además, facilitara la operación de una familia dinámica con hijos pequeños y una vida social muy activa. Para Olga era evidente que si se desea conseguir un diseño interior exitoso se deben tener en cuenta los acabados, ya que de su calidad depende su durabilidad, así como la imagen que proyecten. Asimismo, una distribución estructurada de los espacios es esencial, siempre teniendo en cuenta el estilo de vida y las necesidades de los propietarios. Por ello, decidió utilizar materiales tan expresivos como la piel, el lino y el metal, además de textiles traídos de Italia y Bélgica, con el fin de lograr uniformidad ambiental y un estilo muy  moderno.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/51/olga3_9193_615x.jpg

La propuesta creativa se centró en establecer espacios amplios e integrados, pero con la intención de ir conociendo la residencia poco a poco. Para empezar, se creó un impactante vestíbulo integrado por una pieza de madera recuperada con un diseño único, acompañada de dos obras de arte. Dicho espacio conduce a la sala y al comedor, en donde se puede apreciar una conexión espacial, pero con una ligera separación a partir de las vigas de madera que se encuentran en el plafón sobre la sala y la separa visualmente del comedor. Sin duda, podemos asegurar que este último es el corazón del hogar, un espacio propicio para la convivencia familiar y la antesala perfecta para una cena romántica. Los candiles italianos reflejan su cálida luz en la mesa de mármol creando un interesante juego cromático con las sillas de diferentes colores y modelos. Además, la cuidadosa selección del resto del mobiliario y los accesorios logran un ambiente en armonía. Para las demás áreas públicas, la diseñadora apostó por transgredir el estereotipo residencial tradicional al despertar la imaginación de los habitantes y huéspedes, experimentando con nuevas fronteras estructurales.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/51/olga2_7235_615x.jpg

A lo largo del pasillo, por ejemplo, encontramos un librero metálico hecho a la medida por herreros mexicanos con una puerta corrediza para separar el estudio de tareas y el family room, en donde los niños disfrutan la mayor parte del día. La integración de elementos constructivos y decorativos en el resto de las áreas privadas, como son los baños y las recámaras, se funden en un escenario claramente moderno, pero con sutiles detalles que suavizan la ambientación. Materiales y formas geométricas crean un hogar sobrio con fuerte personalidad y un leguaje cálido contemporáneo. En síntesis, este departamento se concibió de manera que no hubiera áreas protagonistas sino una integración general  confortable, tomando en cuenta que los colores, las texturas, el mobiliario y la luz crean una atmósfera acogedora, elegante e irrepetible.