Elegancia perenne
El despacho de arquitectura Carranza y Ruiz concibió el diseño de un entorno laboral de renombre internacional en la Ciudad de México.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201446/elegancia_perenne_1_4134_615x.jpg

Conquistar los exigentes parámetros de calidad en diseño arquitectónico e interiorismo de uno de los despachos de abogados más reconocidos a nivel mundial es una tarea muy difícil, pero para los arquitectos Alex Carranza y Gerardo Ruiz fue un impulso en su vida profesional. Es evidente que poseen una intuición de prestidigitadores que, al combinarse con su experiencia, su pasión por lo que hacen, su visión y su modestia, les ayuda a crear obras que se convierten en icónicas.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201446/elegancia_perenne_2_8922_615x.jpg

Cuando los invitaron a participar en el diseño de las oficinas en México del despacho Jones Day sabían a qué se enfrentaban, y aceptaron entusiasmados este reto para satisfacer los gustos de sus clientes y rebasar sus expectativas. Por tal motivo, darle forma y sentido a este corporativo fue como abrir una muñeca rusa: cada idea dio lugar a otra, cada necesidad generó otra... Y, al involucrar dos culturas, diversas inquietudes laborales y diferentes formas de vivir los espacios, la situación se multiplicó.

Jones Day es una importante firma con sede en todos los continentes y en más de 40 países. En cada ciudad donde tienen presencia ubican sus oficinas en sitios emblemáticos, por ejemplo, en Washignton están a un lado del Capitolio. En la Ciudad de México buscaron un edificio en Paseo de la Reforma, cerca del Ángel de la Independencia. “Nos entrevistó un grupo de abogados ingleses que tenían muy definido el concepto que querían proyectar, y nuestra propuesta fue crear unas oficinas elegantes y funcionales pero con un toque mexicano moderno; quizá eso fue lo que les llamó la atención. Acordamos utilizar materiales nacionales como mármol Santo Tomás, madera de parota y otros elementos afines para dotarlas de una riqueza de texturas y colores, representando figuras icónicas de la arquitectura prehispánica en algunas estructuras como la recepción o las escaleras, las cuales se convirtieron en un punto focal de este proyecto”, explicó el arquitecto Gerardo Ruiz.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201446/elegancia_perenne_3_6173_615x.jpg

La separación de espacios para crear circulaciones correctas fue quizá lo más complicado de todo. La idea fundamental fue unir las dos plantas que los comprenden, a través de una escalera interna estratégicamente ubicada que tiene la forma de un cactus. Desde la recepción, esta obra es un absoluto deleite, pues se trata de una disposición deliberada de lo tecnológico y lo cálido, de lo sobrio y lo brillante, perfectamente marcada por un singular mueble de madera de parota tallado a mano que inunda de calidez todo el espacio.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201446/elegancia_perenne_4_4006_615x.jpg

Desde el interior se aprecian diversas perspectivas de la ciudad a través de los grandes ventanales. La riqueza cromática de la ornamentación es evidente, y se matiza con algunos elementos más sobrios. Tal es el caso de los plafones acústicos que evocan las formas de los techos de haciendas mexicanas, una versión moderna de un pórtico mexicano. La transparencia es un elemento clave de las diversas áreas del inmueble, sin que por ello se pierda la privacidad. Asimismo, es notable el magistral juego que se hace con el manejo de la luz, tanto natural como artificial, pues además de brindar una sensación de amplitud, enfatiza el juego de sombras que provoca la combinación de formas en las estructuras.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201446/elegancia_perenne_5_7168_615x.jpg

No se diseñó una decoración especial para este proyecto, se trató de una idea completa donde evidentemente cada pieza, cada objeto y los muebles que se adquirieron responden a las relaciones de los espacios y a las condiciones de luz. Cabe mencionar que todo el mobiliario, a excepción de las sillas, es de Steelcase, una de las firmas pioneras en la investigación de materiales premiere, diseño ergonómico, comportamiento y desenvolvimiento laboral, con la finalidad de ofrecer muebles con el máximo nivel de ergonomía a nivel mundial.

En definitiva, esta obra es una magnífica y ejemplar figura a la vista de cualquier espectador ocasional que valore las formas de una arquitectura mexicana contemporánea, y un espacio placentero para quienes lo habitan, al grado que ya ha sido merecedora de algunos reconocimientos, entre los que se encuentran los International Property Awards.