Entre el sueño y la realidad
El restaurante y bar Carlo e Camilla, lleva la elegancia a un ambiente industrial.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201511/carloecamillacover_9502_615x.jpg

El restaurante bar Carlo e Camilla da la bienvenida en una estancia de descanso sumergida en un ambiente industrial, ubicado en Segheria en el corazón de Milán. La escena suspendida en el tiempo despierta al sitio trayéndolo a la vida, ritual que se lleva a cabo cada noche con distintos comensales, platillos y conversaciones. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201511/carloecamilla2_761_546x.jpg

“Compartir dentro de un área íntima” es el concepto principal desarrollado por la diseñadora Tanja Solci, que despierta el lado femenino con una escena encantadora. El proyecto está configurado sobre dos grandes mesas blancas en el centro y, arriba de estas, se encuentran suspendidos largos candelabros que contribuyen al dramatismo del espacio con una iluminación ideal para el recinto.  

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201511/carloecamilla4_1065_546x.jpg

Un homenaje al diseño y producción italiana se incluye en la decoración de la mesa. Las sillas Fronzoni ’64 en blanco y cobalto de Cappellini le brindan un toque varonil, mientras que el lado femenino se representa en la silla Tate en color verde del mismo diseñador. La vajilla está compuesta de una mezcla de la colección vintage de Richard Ginori, que ya no se encuentra en producción. Espléndidamente se arreglaron más de 100 piezas en un blanco puro, para acentuar un rasgo delicado dentro de la edificación industrial.  

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201511/carloecamilla1_4887_615x.jpg

La comida está a cargo del chef Carlo Cracco, quien junto con Emanuele Pollini y Simone Gobbi, presentan una cocina en armoniosa combinación de sabores simples e inesperados detalles.

Preparada con materiales seleccionados de acuerdo a la temporada y obtenidos en la comunidad, el chef reinterpreta recetas italianas tradicionales con un giro moderno. El menú cambia cada 45 días, aunque permanecen algunos favoritos de los clientes. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201511/carloecamilla3_7704_546x.jpg

En el bar a cargo del talentoso bartender Filippo Sisti, demuestra que la experimentación es la filosofía de su trabajo en esta “cocina líquida.” Los cócteles son mezclados en innovarías formas que sirven de acompañamiento para la cena en éste espacio extraordinario que invita a la relajación.

www.carloecamillainsegheria.it