Un laboratorio creativo lleno de diversión
A través de mobiliario cómodo y distintas áreas de interacción, la firma ARCO creó un espacio que fomenta un aprendizaje dinámico.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/01/idealab_6846_615x.jpg

Diseño: ARCO

El aprendizaje puede ser más divertido en un espacio dotado de los recursos apropiados. Así lo piensan los arquitectos José y Bernardo Lew del despacho ARCO, quienes diseñaron I.d.e.a Lab, un laboratorio de experimentación y aprendizaje vivencial que forma parte de las instalaciones del Colegio Israelita en la Ciudad de México. Además de actividades de ciencia y cultura, en este espacio se llevan a cabo talleres de arte y lectura, entre otros.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/01/idealab_5357_1365x.jpg

El proyecto se distribuye en diferentes áreas: una especial para niños, otra de archivos Yiddish y una más de salas de computación y trabajo en equipo. También hay salones de meditación, relajación y un punto de encuentro entre los usuarios. “Uno de los objetivos más importantes es la convivencia, por ello consideramos espacios abiertos y flexibles con ambientes modernos y superficies multifuncionales”, explica José Lew.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/01/idealab_4307_1800x.jpg

La paleta de colores neutros convive con acentos cromáticos vibrantes, y para despertar la imaginación se incluyeron en algunos de los muros frases motivacionales grandes personajes. Además, para aprovechar al máximo la generosa altura en el nivel superior, se realizó un entrepiso al cual como accesos cuenta con una escalera metálica y una resbaladilla en un rojo intenso.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/01/idealab_2651_1800x.jpg

Como parte del mobiliario se eligieron sillas y pufs versátiles y confortables. Y para garantizar la concentración de los estudiantes, se buscó iluminar todos los rincones con luces de acento y grandes lámparas con un diseño interesante. “Es un ambiente de libertad y apertura en donde los niños se sienten seguros, pero al mismo tiempo con todos los elementos que les den la independencia necesaria para experimentar y descubrir una nueva forma de aprender. Es innovador, dinámico y divertido”, agrega Bernardo Lew.

ar-co.com.mx