¿Jugar o trabajar?
Así luce un hogar dedicado a dos actividades: trabajar desde casa y mirar deportes en la televisión.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/27/jugart4_5183_615x.jpg

Diseño de interiores: Falken Reynolds

La pareja dueña de este loft de 300 metros cuadrados en Crosstown, Vancouver, divide su tiempo entre la ciudad canadiense y Nueva York, por lo que quería que su hogar fuera un espacio apto para trabajar, pero también el lugar ideal para hacer reuniones, puesto que ambos son fanáticos del deporte y les gusta invitar a amigos a ver los juegos en casa.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/27/jugart2_2773_615x.jpg

La cocina fue orientada hacia la sala de televisión para garantizar que la comida pudiera prepararse sin perder un segundo de la acción en pantalla, se instalaron sillas y bancos extra para que se puedan acomodar más invitados fácilmente y, además, se agregó un nuevo comedor, un área para sentarse en la cocina y una mesa amplia en el patio de 120 metros. Espacio de entretenimiento no falta. Sin dejar de lado sus horas de trabajo, también incluyeron un escritorio en la habitación para laborar en privacidad.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/27/jugart1_5900_615x.jpg

Con el propósito de enfatizar la amplitud del loft, se usaron elementos decorativos que no abarcaran mucho espacio, como la barra de piedra delgada en la cocina, muebles con patas altas y estantes de metal, así como mosaicos y una paleta de tonos neutrales. La ligereza de materiales llegó incluso a la habitación principal con cortinas de lino, pero dado que la gran televisión es un elemento importante y vistoso, se tuvo que balancear el ambiente con algunos detalles negros. El toque final de elegancia que necesitaba este hogar, fue un candelabro cascada de Bocci que cuelga techo de casi 6 metros de alto.

falkenreynolds.com