Ganador Iconos del Diseño 2013 como diseño interior residencial
La Quinta Arbolada transmite al visitante un profundo impacto sensorial.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/diseno_interior_residencial_2013_7483_615x.jpg

Sentada en un sillón de su tienda de muebles Torbelli y hojeando una revista de Architectural Digest, Elena Talavera visualizó que algún día sus diseños aparecerían en estas páginas. Más de 25 años después, sus obras no sólo han ilustrado las hojas de AD, sino que la residencia Quinta Arbolada, una de sus más recientes obras, recibió el galardón Iconos del Diseño 2013 al mejor proyecto de Diseño Interior Residencial.

El imponente inmueble está ubicado en León, dentro del desarrollo residencial Las Quintas. Lo sobresaliente de la vivienda no es la superficie de mil metros cuadrados de construcción, o sus techos de más de siete metros de altura con interminables pasillos de doce metros de largo, sino la forma en la que Elena logró inundar este enorme espacio de calidez y confort.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/diseno_interior_residencial_2013_1001_546x.jpg

Para acortar las alturas y lograr una escala más humana en la casa, se utilizaron vitrinas verticales que acercan el techo con el piso y continúan el dibujo en el muro, y además, forman un interesante remate visual en el comedor. Asimismo, se colocaron luminarias colgantes a diferentes alturas que provocan esa sensación inversa con las vitrinas.

La sala es un espacio casual pero distinguido. El mobiliario de líneas sencillas y tonos oscuros con cojines brillantes hace que la posible sobriedad de los elementos de la sala se pierda con el color. La estancia remata en un llamativo bar con una obra de arte hecha a la medida que lo hace un espacio único para la recreación y la convivencia.

El prolongado corredor que conduce a la zona privada de la morada está cubierto por fotografías que se eligieron especialmente para darle un toque más personal y amigable.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/diseno_interior_residencial_2013_311_615x.jpg

Las recámaras tienen impresa la personalidad de cada uno de los integrantes de la familia. La principal es un espacio elegante, armonioso y con una paleta de color neutra que invita a la relajación. La recámara de visitas exhibe paredes tapizadas en lino de diferentes tonalidades lo cual le brinda un estilo verdaderamente inmejorable. La recámara de los niños está adornada con objetos y cuadros con imágenes de animales para ofrecerles un espacio lúdico y creativo. La casa cuenta también con una alberca cuyo muro delimitante era igualmente amplio, por lo que para poder darle vida, Elena diseñó una pared verde al final del espejo de agua.

En su libro Tu casa eres tú, la diseñadora ilustra cómo darle forma al espacio personal para que el hogar sea el reflejo de quienes lo habitan. Tal vez, aplicar este principio ha llevado a Talavera a lograr ambientes interiores con alma, como es el caso de Quinta Arbolada, donde un monumental vano se tornó acogedor, dinámico y divertido. Y, sin la intención de imponer su estilo, empalma su visión profesional con la del usuario para crear una vivienda que refleje su personalidad.

La Quinta Arbolada transmite, más que un pensamiento racional, un impacto sensorial, que sin duda es muestra de la sensibilidad y el talento de la visionaria y creativa Elena Talavera.