El hogar más colorido de PARÍS
La diseñadora de interiores y mobiliario Géraldine Prieur nos abrió las puertas de su hogar parisino, llamativo y sorprendente.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/02/color_4169_615x.jpg

Diseño interior: Géraldine Prieur

En París los días nublados con cielo gris son muy comunes, especialmente en invierno. Para escarparse de esta atmósfera que a veces puede ser un poco triste, la francesa Géraldine Prieur escogió una solución radical: inundar su departamento de colores ultravivos. Extendido en una superficie de 285 metros cuadrados, su hogar la sedujo inmediatamente por sus volúmenes y su carácter típicamente haussmaniano. Los elementos de origen, como las molduras, las chimeneas de mármol y las ventanas del siglo XIX fueron preservados para respetar la historia del  lugar. Sin embargo, a Géraldine Prieur no le dio miedo crear un proyecto de interiorismo en contraste total con esta tela de fondo clásica. Decidió expresar su pasión por el color en todos los rincones y diseñó espacios audaces que reflejan una dosis de locura y un gusto por una estética anticonformista.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/02/color_1974_1365x.jpg

En sus realizaciones —creadas desde el lanzamiento de su despacho Rouge Absolu en 2012—, Géraldine Prieur suele utilizar tonalidades impactantes que llaman la atención, y su refugio personal no es una excepción. En la entrada, todas las paredes fueron pintadas de azul de Prusia. Este mismo color fue empleado para la alfombra, en donde fueron colocadas piezas de mobiliario con curvas. Una lámpara de suspensión en opalina y detalles de latón complementan el look. En la sala predomina el rosa. Un retrato histórico realizado por Charles Auguste Vandenberghe en 1842 contrasta con el resto de la decoración y con las obras contemporáneas. En esta área, una de las piezas clave es un sillón con forma de zapatos concebido por un diseñador californiano en la década de 1980 que la dueña compró en el mercado de pulgas de diseño en París.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/02/color_1037_1800x.jpg

En el family room, los tonos rosa continúan, mientras que el comedor destaca por sus elementos amarillos y azules. Un chandelier de cristal de Murano se combina con una mesa de vidrio —una pieza única— y sillas especialmente diseñadas por Géraldine Prieur para su departamento. Un poco más neutra, la cocina cuenta con lámparas de suspensión y cortinas anaranjadas. En el dormitorio principal (y la sala de baño), el verde malaquita adorna las paredes, las cortinas de Manuel Canovas y la alfombra con motivos geométricos. Un sillón y un pouf de Platner, así como varias lámparas vintage proporcionan una sensación cálida. Apasionada por la moda y experta en color, Géraldine Prieur logró crear un mundo maravilloso y vibrante en su departamento. Lejos de cualquier estilo convencional, rompió con las reglas para dar vida a un espacio visualmente poderoso que provoca emociones y desprende energía.