ESPLENDOR residencial en Sonora
En Hermosillo, Imativa Arquitectos proyectó un hogar con carácter y una estética contemporánea.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/sonora_3147_615x.jpg

Arquitectura: Imativa Arquitectos

Diseño interior: Azul Celeste

Para el despacho Imativa Arquitectos, satisfacer las necesidades de los clientes no basta, la clave es superarlas. Formar una arquitectura extraordinaria y congruente se debe a varios factores, pero para la firma sonorense, uno de los principales es involucrar en cada decisión a quienes van a habitar el proyecto. “Conforme pasa el tiempo, en nuestra experiencia en cuanto al diseño de casas, seguimos confirmando la importancia de involucrar a la familia en cada decisión y detalle”, comentó el despacho. En esta ocasión, su más reciente proyecto residencial, Casa IBC, demuestra cómo se aplica la arquitectura de soluciones, en donde una casa práctica y elegante aprovecha el entorno que la rodea y se adapta al terreno en el que se encuentra.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/sonora_7420_1365x.jpg

Ubicada en Hermosillo, Sonora, la residencia IBC se compone de un juego de volúmenes ortogonales en distintos materiales, que permiten aprovechar las vistas y la iluminación natural en sus áreas principales. Desde el exterior, esta vivienda de tres niveles presenta distintas perspectivas, dependiendo de la luz y desde qué punto se observe, lo que Imativa denomina como una “fachada en movimiento”. Al entrar, a través de un jardín con espejos de agua se llega a un vestíbulo, que se conecta directamente con el área social, compuesta por una sala-comedor y una escalera escultórica. En este espacio, el bar, la sala y el comedor conviven con las áreas verdes y la alberca, lo que permite el disfrute de largos momentos de entretenimiento con familia y amigos.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/sonora_5492_1800x.jpg

En la planta alta de la residencia se encuentra el área privada, en donde, antes de entrar a las recámaras, se creó un estudio para que los miembros de la familia pudieran aprovechar la iluminación natural que predomina en este espacio. Además de contar con un baño y un vestidor propios, todas las habitaciones se caracterizan por la ventilación y la luz natural que las invade, así como por el diseño de interiores que refleja la personalidad de sus habitantes. Elementos prácticos, colores frescos y materiales sofisticados se complementan para formar un estilo contemporáneo que no deja de ser cálido y acogedor.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/sonora_4162_1800x.jpg

En la casa, el arte también es parte esencial de la decoración, por ello, obras de artistas como Aldo Chaparro se aprecian en distintos puntos de la residencia. El uso de vegetación, tonos claros y una combinación de maderas, forman parte de todo el concepto y estilo que la familia buscaba adaptar en su hogar, pero la luz es, sin duda, uno de los componentes que agrega un toque visual completamente único: “Para la noche, realizamos un proyecto de iluminación que contrasta y que da un carácter distinto a lo que sucede durante el día. La casa nos describe, de alguna forma, lo que puede suceder en su interior”, concluyó el despacho.