Nido londinense
La diseñadora de interiores Tara Bernerd nos abrió las puertas de su apacible departamento.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/nidol1_4067_615x.jpg

Con una agenda llena de viajes y proyectos alrededor del mundo —en particular en Asia y en Estados Unidos durante estos últimos años—, la británica Tara Bernerd siempre aprecia regresar a casa. Y al descubrir su departamento de 190 metros cuadrados con vistas panorámicas hacia Londres, es fácil entenderla. “Es un lugar increíble que fusiona lo ultramoderno, representado por la arquitectura de Norman Foster, y lo local, pues estamos en un barrio agradable con tiendas y bares”, confesó Tara Bernerd. Dos requisitos esenciales dictaron su búsqueda del hogar perfecto. El primero de ellos consistía en encontrar un sitio con una vista excepcional, y el objetivo fue indiscutiblemente alcanzado, pues este departamento domina el Támesis y da hacia el puente Albert. “Es muy difícil encontrar un panorama de este tipo con el río y tanta vegetación alrededor”, comentó la diseñadora de interiores. El segundo punto importante para ella era que su hogar se pudiera volver el estuche ideal para su colección de arte.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/nidol3_1852_546x.jpg

Después de haber visto muchas opciones, Tara Bernerd visitó este departamento en el que habita desde hace dos años. Necesitó sólo algunos segundos para sentir que aquí iba a ser feliz. “Me atrajo mucho el estilo de vida muy moderno que ofrece el edificio”. En efecto, el condominio cuenta con una alberca, un gimnasio y un servicio de concierge. “De cierta forma, tienes la sensación de estar en un hotel, pero cuentas con tu propio espacio personalizado. Mi morada plasma lo que trato de incluir en todos mis proyectos”. Con una amplia experiencia en el sector hotelero —se encargó del Sixty SoHo en Nueva York y del Thompson en Chicago, entre otros—, Tara Bernerd incorporó lo mejor de este tipo de establecimientos en su casa: confort, serenidad y comodidad. “Mi hogar es un homenaje a mis recuerdos, a piezas de mobiliario clave y a las obras de arte. Además, abraza el concepto de plano abierto y refleja nuestra manera de vivir hoy”, señaló Bernerd.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/nidol4_9079_615x.jpg

En este elegante espacio, el suelo de madera tiene una ligera tonalidad gris. Algunos de los muros son de concreto y, al combinarse con puertas de la marca Crittall, crean un efecto bruto. Cada detalle tuvo su importancia: tanto el trabajo de carpintería alrededor de la cocina como las repisas del librero. Para que aún con sus toques industriales el departamento fuera acogedor, Tara Bernerd escogió colores sutiles como varios tonos de grises, azul petróleo y marrones claros. “Hacía mucho tiempo que no diseñaba un proyecto para mí, pero sabía exactamente lo que quería hacer. Todas las etapas me encantaron”. Para la diseñadora, la capital británica —donde trabaja con su equipo la mayor parte del año y donde comparte momentos con su familia— es una ciudad “vibrante y dinámica, que desprende energía como ningún otro lugar”. “Este departamento me fascina por sus vistas y, sobre todo, por la comodidad que me proporciona. Sin embargo, aún no he alcanzado mi sueño con este proyecto. Pienso que en un futuro cercano encontraré otro lugar. Aunque, siempre guardaré éste como mi pied-à-terre en Londres”.