Lujo discreto à la française
Concebido por Sarah Lavoine, Victoria 1836 se ubica en el barrio más chic de París.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/victoria1_6370_615x.jpg

El Arco del Triunfo es la tela de fondo, y un hôtel particulier del 16ème arrondissement sirve como estuche a este restaurante que reúne todos los elementos característicos de la elegancia parisina. Con un entorno tan único como éste, el Victoria 1836 se encuentra definitivamente en un lugar privilegiado.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/victoria3_7242_546x.jpg

En el interior se descubre un espacio acogedor con una estética discretamente lujosa gracias al talento de Sarah Lavoine y su equipo. La francesa fundó su despacho en 2002 y desde entonces se volvió una referencia en el mundo de la decoración a nivel nacional e internacional. Apasionada del color, Sarah Lavoine promueve un nuevo art de vivre francés y representa lo mejor del gusto parisino. Da mucha importancia a los detalles y maneja a la perfección la fusión entre estética contemporánea y artesanía de excelencia.

El Victoria 1836 es un muy buen ejemplo de este estilo. Aquí, los comensales —que pueden desayunar, hacer un brunch, comer, tomar el aperitivo o cenar— se sienten en un refugio en el corazón de la ciudad. “Con este restaurante quería dar vida a un espacio donde la elegancia no interfiere con el confort y la serenidad”, comentó Sarah Lavoine.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/victoria2_831_615x.jpg

El diseño interior fue proyectado para alejarse de cualquier moda. Este objetivo fue indudablemente alcanzado, pues el Victoria 1836 da la sensación de existir desde hace décadas y al mismo tiempo ser completamente actual. Esta atemporalidad es una de las principales características del restaurante, según Lavoine, junto con su aspecto refinado y su luminosidad. Se decidió jugar con las transparencias y los reflejos, así como combinar distintos materiales como la madera, la piedra y el mármol. Cada detalle contribuye a cumplir con las expectativas de lo que imaginamos como chic parisino contemporáneo. Por ejemplo, los asientos están cubiertos de terciopelo y las lámparas son de latón.

Viajera incondicional, Sarah Lavoine se siente en casa en París, donde tiene su despacho y su boutique, la cual cuenta con sus propias creaciones, así como con piezas de diseñadores destacados, como las lámparas de Paola Navone y las mesas de Gubi, entre otras.

www.victoria-1836.com

www.sarahlavoine.com