Oasis mid-century en L.A.
En el prestigiado barrio de Beverly Hills, el restaurante Viviane revela su nuevo rostro después de una remodelación llevada a cabo por Kelly Wearstler.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/avalon1_6344_615x.jpg

Diseño Interior: Kelly Wearstler

Kelly Wearstler es la diseñadora en boga de Los Ángeles. Su último proyecto de interiorismo, el restaurante Viviane, se aloja en el icónico Avalon Hotel Beverly Hills, construido inicialmente en 1949 bajo el nombre Beverly Carlton. Aquí se hospedaron celebridades como Marilyn Monroe, Mae West, Lucille Ball y Desi Arnaz. En 1999, el hotel —que se convirtió en el Avalon— empezó su segunda vida con una transformación realizada por Kelly Wearstler.

Hace algunos meses, la estadounidense se dedicó a reinventar los espacios del restaurante dándoles un nuevo look de estilo revival californiano. Las piezas de mobiliario vintage de los años 50 y 60, que conforman una auténtica colección, fueron adquiridas alrededor del mundo. La suntuosa paleta colorida consta de azules profundos, turquesa, oro y tonalidades neutras. Se observa también una gran diversidad de materiales y motivos decorativos. El resultado es una atmósfera sexy y chic que responde al estilo de Kelly Wearstler.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/22/avalon2_298_615x.jpg

El restaurante cuenta con diversos asientos eclécticos. Algunas piezas fueron diseñadas a la medida mientras que otras son vintage, como el sofá Carlo de Carli de los años 50 y las sillas de madera y latón del diseñador estadounidense mid-century, Dan Johnson. Motivos geométricos adornan las mesas de roble claro, que son la tela de fondo ideal para los platos coloridos del chef Michel Hung. La comida es una interpretación moderna californiana de la cuisine clásica europea y americana. En el área del bar, que es de mármol, taburetes vintage de hierro forjado fueron reimaginados con su parte superior de cuero.

En la zona exterior de Viviane —donde se encuentra la alberca—, las cabañas fueron diseñadas a la medida y sirven para cenas o para degustar cocteles al aire libre. Los motivos coloridos y pintados a mano que adornan los muros fueron inspirados por el arquitecto italiano Gio Ponti. Los sofás son los modelos Soufflé de Kelly Wearstler; las sillas lounge de madera son de Carl Gustav Hiort af Ornäs, y las coffee tables son de Pierre Chapo. Finalmente, todo contribuye a dar una sensación confortable, casual y cool, típica de la vida en California.

www.kellywearstler.com