Fallece el gran antipoeta Nicanor Parra
El escritor y científico renovó la poesía con creaciones que juegan con el lenguaje.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/04/nicanor_6259_615x.jpg

A sus 103 años de edad, el antipoeta Nicanor Parra fallece en su natal Chile. Científico de formación, el escritor se dedico a la experimentación literaria a través de la poesía. Sus creaciones renovaron este género al emplear inesperados juegos linguísticos y visuales, que lo convirtieron en un constante candidato al Nobel de Literatura, así como merecedor de importantes galardones como el Premio Cervantes, el Premio Nacional de Literatura y el Premio Iberoamericano de Poesìa Pablo Neruda, entre otros.

Contemporáneo de grandes de la literatura como Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Enrique Lihn y Roberto Bolaño, exploró nuevas fronteras de la lengua en sus 75 años de trayectoria en la que desarrolló numerosas antologías y exposiciones visuales. Entre sus publicaciones más celebradas se encuentra Cancionero sin nombre (1937), Poemas y antipoemas (1954), Artefactos (1972), Ecopoemas (1982) y Obras públicas (2006).

En los textos del antipoeta se descubre su humor irónico, crítica política, análisis social y su constante introspección, como lo demuestra su 'Epitafio' escrito por el autor en el libro De la cueva larga (1958):

“De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
-Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida-
Ni muy listo ni tonto de remate
Fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!”