El arte de la hospitalidad
Te presentamos una maravilla arquitectónica en Israel, lista para recibirte en tu próximo viaje.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201526/elma6_9820_615x.jpg

La ciudad de Zichron Ya’akov en Israel, puede que no esté en el radar de los viajeros al país como Tel Aviv o Jerusalén pero Elma Arts Complex Luxury Hotel está cambiando esto. En medio de una ciudad con milenios de historia, viñedos boutique, galerías de arte y restaurantes rústicos, se erige una estructura que garantiza el máximo confort y lujo rodeada de arte y belleza. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201526/elma5_8336_615x.jpg

Esta maravilla arquitectónica construida en 1972 por el arquitecto Ya’akov Rechter, pasó por una renovación de 8 años para poder albergar lo que hoy es el hotel. Elma con una innovadora propuesta se ha convertido en un gran centro de entretenimiento, arte y hospitalidad, para viajeros y locales. Además su idílica ubicación en lo más alto de la ciudad, ofrece privilegiadas vistas del mar Mediterráneo.  

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201526/elma4_9435_615x.jpg

El complejo cuenta con 95 espaciosas habitaciones y suites, de las cuales 22 son cottages privados con una decoración que remite al entorno natural. Pero la visión artística de todo el complejo, recae en Lily Elstein, una luminaria en la escena israelí que supervisó que la experiencia que brinda el hotel trascendiera la de cualquier otro recinto. Por ello cualquier forma de expresión artística es celebrada dentro de las instalaciones. Desde la entrada, los huéspedes son recibidos por una gran escultura que adorna el lobby decorado con muebles en colores cálidos que brindan confort y lujo. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201526/elma3_4158_615x.jpg

Arte visual es expuesto en las galerías dentro del hotel, mientras que conciertos de música contemporánea y clásica pueden ser disfrutados dentro de alguna de las dos salas de conciertos. Una gran oferta culinaria enaltece los sentidos dentro de su restaurante Oratorio o en el bar The Cube. Y para llevar un poco de tranquilidad al cuerpo, el Spa ofrece sesiones de masajes o un relajante baño Turco. En Elma converge el arte y un extraordinario destino, pero sobretodo es una celebración de lo que significa estar vivo.

www.elma-hotel.com