Tres días de ensueño en Oaxaca
La guía de viaje perfecta para disfrutar de la tierra del barro negro al máximo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201506/tres_dias_oaxaca_7_2719_615x.jpg

Primero lo primero, ¿dónde quedarse?

Hotel Boutique Casa Oaxaca

Ubicado en el Centro Histórico de la zona, se trata de una antigua casona vibrante y llena de historias. Su arquitectura es colonial y fue concebida alrededor de un patio con macetones de barro cuya vegetación crea la atmósfera propicia para el descanso. Además, la gastronomía es imperdible, ya que está a cargo del reconocido chef Alejandro Ruiz.

www.casaoaxaca.com.mx

Hotel Azul Oaxaca

Si buscas hospedaje que siga una línea más contemporánea, plena en diseño, arte y confort, te sugerimos este hotel boutique, pues aunque conserva la calidez y el servicio distintivo de Oaxaca ofrece una atmósfera vanguardista y sofisticada. Al alojarte aquí también estarás cerca de toda la acción ya que también está situado en el Centro Histórico.

www.hotelazuloaxaca.com

La Casona de Tita

Si lo que buscas es exclusividad y que te traten como rey, te sugerimos esta sede de alojamiento, ya que desde su apertura hace 10 años, esta casona de sólo seis habitaciones ha alojado a los verdaderos sibaritas conocedores del arte y el buen diseño. Todas las pinturas que se exhiben en sus habitaciones forman parte de una exposición temporal de artistas locales.

www.lacasonadetita.com.mx

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201506/tres_dias_oaxaca_1_4144_546x.jpg

Día uno: Ponte cómodo

Elige tu hotel favorito, deja las maletas y dedica tu día a gozar de la arquitectura colonial del Centro Histórico la cual te transportará automáticamente a otra era.

La panza es primero, por eso antes de comenzar tu jornada turística te sugerimos que consientas al estómago con un banquete de comida tradicional oaxaqueña en el Mercado Benito Juárez ubicado a una cuadra del zócalo y a dos de la catedral. Y ahora si, después de comer chapulines, tamales y aguas regionales, que comience el viaje. Una visita obligada es el Templo de Santo Domingo de Guzmán, no necesitamos darte la ubicación exacta ya que en cuanto lo veas sabrás por su inmensidad y su arquitectura que has llegado. Se trata de una estructura barroca novohispana que ha sido testigo de casi cinco siglos de historia, por lo cual es catalagado como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Casi inmediatamente encontrarás el Corredor Turístico Macedonio Alcalá, una de las calles principales de la ciudad, es empedrada con cantera verde y desde 1985 se cerró el paso a los vehículos para convertirla en vía peatonal, por lo cual no tienes nada que irrumpa en tus fotografías. Aquí podrás admirar monumentos arquitectónicos como el Teatro Macedonio Alcalá, visitar diversas galerías y museos.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201506/tres_dias_oaxaca_4_5651_615x.jpg

Antes de que caiga la noche, te sugerimos que visites el Museo Textil de Oaxaca, el cual alberga seis colecciones privadas extensas – María Isabel Grañén de Porrúa, Madeline Humm de Mollet, Ernesto Cervantes, Alejandro de Ávila, Humberto Arellano Garza, Octavio Schoendube de Boehm – las cuales presumen cientos de piezas en cada una de ellas.

¿Qué mejor manera de cerrar el día que con unos mezcales? No te puedes perder la Mezcaloteca. Asiste a una de sus degustaciones las cuales cuentan con atención personalizada. Sus expertos te guiarán a través del aroma y el sabor de tres mezcales tradicionales y te enseñarán todo sobre este elixir de dioses. Haz tu reservación en www.mezcaloteca.com

Procura medirte y disfruta del lujo y el servicio de los hoteles que te sugerimos pues el viaje apenas comienza.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201506/tres_dias_oaxaca_8_7149_615x.jpg

Día dos: Shopping artesanal

Para comenzar el día visita el restaurante del Centro Academico y Cultural San Pablo, el lugar ideal para probar los desayunos típicos de la región.

Después, tu eliges, ¿qué prefieres? ¿textiles o alebrijes?

Arte textil: Teotitlán del Valle

Si buscas un tapete auténtico y pleno de color para tu hogar, este lugar es el indicado. Teotitlán del Valle es famoso por las hermosas obras de arte mulicolor teñidas naturalmente con diversos frutos y plantas de las cuales, destaca la grana cochinilla extraía del nopal. Dicho tinte proporciona un pigmento rojo carmesí que dura toda la vida. Los lugareños son muy amables y con tan sólo preguntar, no sólo encontrarás dónde hacer las compras del año sino talleres donde te explicarán más acerca del arte textil y la historia del lugar. Te sugerimos que visites el taller de Nelson Pérez y su familia.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201506/tres_dias_oaxaca_6_1213_615x.jpg

Donde los alebrijes cobran vida: San Antonio Arrazola

San Antonio Arrazola, el lugar de los alebrijes originales, toma su nombre del santo patrón y de la hacienda Arrazola que se estableció en esta parte del valle justo debajo del cerro del tigre (hogar de Monte Albán). Si quieres visitar este pueblo, deberás tomar la carretera que conduce a Zaachila (no dejes de visitar su tradicional restaurante) y da vuelta a la derecha al pasar Xoxo Esquipulas. Los alebrijes son pequeños seres míticos plenos de color tallados en madera de copal los cuales pueden ser utilizados como accesorio ornamental.

Te sugerimos visitar el Taller de Alebrijes Autóctonos donde además de encontrar todo tipo de artesanías y artilugios, te encontrarás con los expertos en el tema ya que han sido expuestos en museos alrededor del mundo e inclusive sus creaciones han adornado Paseo de la Reforma.

Si aún te queda energía, visita La Palapa de Raul, un restaurante que cuenta con lo mejor de la gastronomía local con más de 20 años de experiencia. Se te hará agua la boca al llegar, te sugerimos que pidas una botana para probar de todo un poco.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/29/etla_9062_615x.jpg

Día tres: Cierra con broche de oro

Todo lo bueno llega a su fin, pero como sabemos que te quedaste con ganas de más arte y arquitectura, guardamos lo mejor para el final; una joya arquitectónica y artística que sólo los verdaderos expertos conocen, San Agustín Etla.

Aquí, además de diversos talleres de artistas, se aloja el Centro de las Artes de San Agustín, el primer centro de arte ecológico de Latinoamérica. CASA abrió sus puertas al público en 2006, fundado por, nada más y nada menos, que el maestro de maestros Francisco Toledo, la arquitectura corresponde a la arquitecta Claudina López Morales. El centro tiene como sede la exfábrica de hilados y tejidos La Soledad fundada en 1883. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201506/tres_dias_oaxaca_3_330_615x.jpg

Actualmente, el CASA está conformado por un conjunto de espacios dirigidos para la formación profesional de artistas: cuenta con espacios equipados para la producción de gráfica digital, tradicional, talleres de teñido y diseño textil, así como con un centro fotográfico ecológico de revelado e impresión. Asímismo, cuenta con una biblioteca abierta al público con más de tres mil volúmenes sobre todos los temas y exposiciones itinerantes de importantes artistas locales e internacionales. Si tienes suerte, podrás cruzarte en los pasillos con Francisco Toledo, la fotógrafa Graciela Iturbide o el artista Jan Hendrix, entre otras celebridades del arte, ya que ellos son los tutores de muchos de los estudiantes.

Y así culmina esta guía a un destino de ensueño. Finalmente, queridos lectores, desde la redacción les deseamos un feliz viaje, no olviden compartir sus fotografías con nosotros a través de Instagram con el hashtag #ADViajes.