La nostalgia del maravillosa San Cristóbal de las Casas
Un paradisíaco lugar en San Cristóbal de las Casas en donde el pasado adquiere un nuevo significado.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/hotel_bo_1_5951_615x.jpg

Arquitectura e interiorismo: Muro Rojo Arquitectura

Construcción: Facto Arquitectura

En el corazón de Chiapas, uno de los lugares con más riqueza cultural del país, se encuentra la pintoresca San Cristóbal de las Casas. Un sitio mágico en el que las tradiciones más antiguas coexisten con el folclore contemporáneo de una manera tan equilibrada y cadenciosa que resulta cautivador.

En medio de este alto valle se sitúa el hotel b¨o, en donde los creativos de Muro Rojo rescataron las raíces culturales que han dado vida a la zona a lo largo del tiempo para desempolvarlas y reciclarlas en una asombrosa propuesta con identidad propia.

El diseño de b¨o nos invita a volver la mirada a un México que encuentra sus orígenes en la tierra, y a contemplar un paisaje chiapaneco rodeado por montañas en las que la vida parece emerger de la lluvia para perderse en medio de la niebla. Y éste es justamente el principal elemento al que el diseño rinde tributo. “Desde su nombre, que en la lengua tzotzil significa agua, la experiencia de este hotel parte de los cuatro elementos, tal como en las canciones tradicionales de Chiapas, donde la tierra es el cuerpo, el viento es el vaho, el agua es la sangre y el fuego es el espíritu. Y todo para crear un recorrido, un espacio que nos acoge; b¨o es un hotel para ver llover”, aseguró el arquitecto Jorge Medina de Muro Rojo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/hotel_bo_3_7358_546x.jpg

Dicha inspiración en la naturaleza se percibe en el diálogo del edificio, en el que no existe una separación entre exterior e interior, y en la vegetación, que con las vibrantes tonalidades terracota y aqua de fondo se vuelve protagonista.

La sugerencia cultural se aprecia en el esquema de la planta arquitectónica del tradicional patio colonial como centro de todo, a través del cual la luz natural empapa las habitaciones, así como en la reinterpretación de la arquitectura vernácula, en la madera y en la áspera textura de la tierra sobre los muros.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/hotel_bo_2_1492_546x.jpg

El restaurant gourmet Lum –o tierra en tzotzil–, que lleva la firma del reconocido chef Ricardo Muñoz Zurita, también posee la esencia de una gran casona colonial renovada.

El hotel b¨o revela la pasión que sus propietarios, Carlos y Fernando Gutiérrez, sienten por su tierra, acentuando los cuatro elementos y la tradición artesanal de San Cristóbal. Asimismo, representa una mirada fresca a un México contemporáneo colmado de historia.