El arte es emoción
El Ganzo se ha convertido en el laboratorio artístico más deseado de Baja California.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201437/cover_el_ganzo_2_3291_615x.jpg

Una estructura blanca y prístina se erige frente a la marina de Puerto Los Cabos; se trata de El Ganzo, el hotel boutique que ha cambiado la perspectiva de lo que significa hospedarse y disfrutar unos días de relajación frente al Mar de Cortés. Sus muros van cobrando vida lentamente, pues se han convertido en el lienzo para artistas plásticos que desarrollan sobre éstos su creatividad y su originalidad.

Una gran puerta de madera permanece abierta y da paso al lobby, un espacio cálido y amable con materiales ricos en texturas, como la piedra y la madera, que hacen fluir la energía de los visitantes e invitan a descubrir las intervenciones artísticas que habitan los pasillos. La música poco a poco comienza a apoderarse del ambiente; son piezas que se han creado en exclusiva para El Ganzo por músicos residentes que exudan talento y logran grabarlo en el estudio que se ubica bajo tierra, y al que se accede por medio de una puerta tipo trampa.

Su arquitectura es una mezcla heterogénea en la que colaboraron diferentes arquitectos, todos liderados por Pablo Sánchez-Navarro, con quien crearon un espacio que combina el estilo modernista con elementos rústicos. Esta arquitectura blanca y limpia yuxtapone formas llamativas con tonos cálidos aportados por maderas, y acentos brillantes que provienen de una decoración festiva que es congruente con la intención de que el hotel sea inspirador.

La magia es un elemento persistente que recorre cada objeto y elemento decorativo; desde la piscina infinita que bordea la parte superior de la fachada hasta la elevada terraza que privilegia las vistas al mar.

Cada una de las 72 habitaciones ha sido confeccionada con tal detalle que su estilo, un tanto rústico, obliga a vivir el hotel inmerso en un lujo descalzo donde lo primordial es descansar. Por ello, las camas, la pieza más importante de cada habitación, han sido ataviadas por telas en algodón de 400 hilos de la firma italiana Rivolta Carmignani, y las batas de baño son de la prestigiosa casa Frette.

Artistas como José Davila, Manel Pujol y Mauricio Limón han reinventado la atmósfera de El Ganzo, y su trabajo artístico se posiciona estratégicamente para lograr un aspecto diferenciador con cualquier otro hotel en Los Cabos. Además, se puede tener la oportunidad de convivir con alguno de los artistas residentes dentro de la propiedad.

Las actividades programadas incluyen sesiones de cine club con filmes de vanguardia y clásicos durante las noches de miércoles. Los jueves, viernes y sábados, la cena estará acompañada por la presentación en vivo de músicos sobresalientes de la escena actual, y los domingos se puede vivir la experiencia de un brunch mexicano muy festivo. Los amantes del sol encontrarán diversas actividades en El Ganzo Beach Club, en donde podrán organizar partidos de voleibol, salidas en kayak, sesiones de buceo y pesca, además de tours en bicicleta o simplemente disfrutar del sol sobre una cama de playa. La perfecta estadía para quien busca un espacio curado a mano, donde cada momento se convierte en una experiencia memorable.