Mama Shelter, entre las dos orillas
Allí donde Asia y Europa se encuentran, el Mama Shelter de Estambul permite sumergirse en un ambiente multicultural.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/mama_shelter_1_5314_615x.jpg

Diseño interior: Philippe Starck

Este hotel es el resultado de una historia de amor: la de uno de los fundadores de la firma Mama Shelter, Jérémie Trigano, quien se enamoró de la fascinante ciudad turca donde se estableció hace 10 años y donde conoció a la mujer de su vida. Consecuentemente, le pareció evidente elegir este lugar asombroso y mágico para abrir su primer hotel de gran diseño fuera de Francia.

Símbolo del encuentro de dos continentes, Turquía resguarda miles de tesoros que se descubren al recorrer sus interminables calles bulliciosas.

El barrio Beyoglu refleja particularmente esta diversidad y es por eso que atrajo la mirada de Jérémie, quien decidió instalar allí el hotel. Boutiques, cafés, restaurantes, pastelerías, clubes nocturnos, bares, librerías, teatros, cines, galerías de arte; en la avenida principal y peatonal de este distrito –llamada Istiklal Caddesi– se encuentran todos los ingredientes trendy por los cuales enloquecen tanto los habitantes de Estambul como los visitantes.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/mama_shelter_2_7008_615x.jpg

En pleno corazón de esta efervescencia, el Mama Shelter ofrece un ambiente único en un sitio atípico y participativo donde la hospitalidad sigue siendo uno de los elementos más importantes, como es el caso en los demás hoteles de la marca.

La arquitectura y el diseño interior contribuyeron a plasmar este concepto de verdadero “bazar urbano” creado a partir de encuentros, sensaciones, vibraciones y emociones.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/mama_shelter_3_3280_546x.jpg

Philippe Starck puso su talento al servicio de esta hermosa aventura basada en la curiosidad por los demás y la certeza de que las diferencias nos permiten abrirnos al mundo. “Era normal, lógico y natural que Mama Shelter, encuentro de todas las generaciones, de todas las creaciones, de todas las energías, se instalara algún día en Estambul, cruce de culturas, de todas las civilizaciones, de los futuros”, enunció la estrella francesa del diseño.

Finalmente, en cualquiera de las 81 habitaciones, se entiende perfecto el significado de la palabra shelter (“refugio” en inglés). Espacio de vida en donse puede reflexionar, compartir, o simplemente descansar y reír, el Mama Shelter de Estambul es un remanso de libertad y de apertura cultural que no es superfluo en estos tiempos.