Ser ecológico es chic
En Miami, el innovador 1 Hotel South Beach ofrece a sus huéspedes una experiencia de lujo supremo en armonía con la sostenibilidad.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201541/sb5_3015_615x.jpg

Diseño interior: Meyer Davis Studio

Hoy más que nunca, el tema del respeto al medio ambiente es omnipresente. En nuestras conversaciones, en los medios, en los debates económicos y políticos, esta cuestión surge. En algunas partes del mundo y en el marco de varios proyectos se está tomando tan en serio que está revolucionando industrias como la automotriz y la de la construcción. Starwood decidió llevar este concepto al mundo hotelero con la creación de una nueva marca eco-chic, cuyo primer representante abrió sus puertas en marzo pasado. 1 Hotel South Beach se ubica en un verdadero paraíso frente al océano Atlántico. Con un entorno tan sublime, celebrar la naturaleza a través del diseño interior resultó evidente.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201541/sb1_1303_546x.jpg

A diferencia de muchos edificios art déco típicos de la zona de South Beach, este hotel toma su inspiración en la playa y los surfers. Los profesionales de Meyer Davis Studio crearon un oasis moderno en donde el entorno natural fue integrado en cada rincón. Para ellos, uno de los puntos más importantes fue la selección de los materiales. Distintos tipos de madera, como el roble blanco, el nogal o el arce, entre otros, se combinan con pisos de concreto pulido y el mármol en las salas de baño de todas las habitaciones. Se dio claramente preferencia a los materiales locales, por ejemplo, a través de la impresionante escultura situada en la entrada del hotel, que representa el número “1” y que está hecha con piedra de coral de la región. Las piezas de mobiliario fueron realizadas por artesanos o fabricantes que usan materiales en línea con el espíritu y los valores de la nueva marca de Starwood. En todos los espacios —que se caracterizan por una paleta natural y suave con tonalidades de blanco y toques de azul—, se observan sutiles contrastes de colores, texturas y estilos.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201541/sb2_1502_546x.jpg

Entre las 426 habitaciones, 84 son studio suites con cocinas completas, y una es la suite presidencial de 330 metros cuadrados con una vista espectacular hacia el océano. A cargo del reconocido chef Tom Colicchio, los restaurantes (el Beachcraft, el bar-lounge Tom on Collins y The Sand Box, que está a la orilla de una de las albercas) proponen en su mayoría platos con ingredientes orgánicos. De las cuatro piscinas al aire libre, la más impresionante está en el rooftop-lounge de dos mil metros cuadrados diseñado por Nikola Gradinski del despacho neoyorquino NGNY; la alberca de 34 metros es simplemente idílica. Además, a finales del año se abrirá un spa de más de mil 600 metros cuadrados concebido por la firma Debora Aguiar.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201541/sb3_183_615x.jpg

Realizada por el despacho EDSA, la arquitectura de paisaje fue también esencial y se nota desde la fachada y su muro con vegetación. Se utilizaron 11 mil variedades de plantas tropicales locales en todos los espacios del hotel, donde el arte dialoga también con la naturaleza. En este establecimiento, que cuenta con la certificación LEED —lo que asegura la eficiencia energética—, la experiencia no podría ser completa sin la posibilidad que se ofrece a los huéspedes de usar autos eléctricos de la marca premium Tesla. Por otra parte, se organizan con frecuencia actividades relacionadas con el tema de la naturaleza. Por ejemplo, una vez al mes, productores locales presentan y ponen a la venta su mercancía. Otras organizaciones de la región permiten a los huéspedes contribuir a la preservación del medio ambiente a través de acciones sencillas como plantar un árbol o limpiar una playa. Concientizar y responsabilizar a la gente es indiscutiblemente el desafío de nuestro siglo.