La historia de un icono
The Biltmore, donde se alojaban la realeza europea y las personalidades de Hollywood, ha sido renovado y ofrece a sus visitantes una experiencia única.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/bilt4_3307_546x.jpg

Tras haber recibido a huéspedes de triste fama como Al Capone, y notables como Franklin D. Roosevelt, The Biltmore continúa siendo, desde hace casi un siglo, uno de los hoteles más emblemáticos de Estados Unidos. Los arquitectos detrás de Grand Central Station Leonard Schultze y  S. Fullerton Weaver— diseñaron este elegante palacio junto a las palmeras con tejados de baldosas de terracota y paredes amarillas, lo que crea un punto de referencia al instante. Durante la era del jazz, el hotel atrajo a miembros de la alta sociedad y estrellas de cine con sus campos de polo, salas de baile e instalaciones deportivas. En la actualidad, el spa del séptimo piso, reconocido a nivel internacional, permite a los huéspedes relajarse durante su estadía.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/bilt5_1108_615x.jpg

En cuanto a la cocina, el hotel brinda una experiencia para cada gusto; desde el galardonado Palme d’Or, el 19th Hole o el romántico patio italiano del restaurante Fontana, hasta el Cascade, de estilo casual, junto a la piscina. Además, ofrece actividades como clases culinarias que mantienen a los huéspedes cerca del resort. Pero, a diferencia de los primeros días del hotel, ahora también existen los atractivos de Miami y Coral Gables a poca distancia en auto.

The Biltmore posee todo el glamour del viejo mundo y un confort insuperable. La relativamente pequeña cantidad de habitaciones de huéspedes, 275, incluyendo 130 suites, le dan al resort una intimidad atractiva. Todas las recámaras y suites cuentan con camas de plumas europeas y edredones de algodón egipcio, batas y pantuflas de felpa, acceso a Internet inalámbrico de alta velocidad, minibar y vistas a la espectacular piscina.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/bilt1_2205_615x.jpg

El campo de golf de 18 hoyos y par 71 colinda con The Biltmore; su diseño data de 1925 y es obra de Donald Ross, un diseñador escocés que fue el más prolífico de su época. Este campo ha sido reconocido como uno de los más detallados y espectaculares del sur de los Estados Unidos, y ha sido un imán para estrellas de cine y deportistas famosos. El hotel posee, asimismo, 10 canchas de tenis y la alberca más grande de la Florida, además de seis restaurantes y un salón de fiestas de siete mil metros cuadrados.

www.biltmorehotel.com