La joya de Saint Barthélemy
El hotel Le Sereno fue diseñado para invocar el espíritu de la isla francesa y refleja la visión y la sensibilidad estética del reconocido diseñador Christian Liaigre.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201509/la_joya_de_saint_barthelemy3_924_615x.jpg

El flechazo es inmediato. El color turquesa del mar caribeño seduce al más despistado de los visitantes. La estructura arquitectónica de Le Sereno es franca y natural, no existe nada sobrediseñado y la elegancia se desborda en cada centímetro cuadrado del lugar. La sensación maravillosa de estar protegido y al mismo tiempo en libertad es abrasadora, el relax es completo y en pocas horas el mood es tan positivo que sólo se puede pensar en el cúmulo de aciertos del sitio, desde el corte clásico que proporciona la madera pintada de blanco y la luz natural que inunda los espacios, hasta las telas de fibras naturales de las servilletas, que nos recuerdan la valiosa importancia de reconocer que el verdadero lujo está en los detalles.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201509/la_joya_de_saint_barthelemy1_9271_546x.jpg

Los dueños y creadores de este proyecto desbordan pasión por la arquitectura, el diseño y el buen vivir. De origen latino, hacen alarde de hospitalidad y reciben a los huéspedes en Le Sereno como si se tratara de amigos o familia que llegan a su hogar, algo que todas las cadenas hoteleras de alta gama intentan pero pocas pueden lograr. Luis Contreras tuvo a bien seleccionar al francés Christian Liaigre, quien es uno de los diseñadores más importantes de nuestro tiempo, para ejecutar la dirección artística, la arquitectura y el diseño de interiores del maravilloso hotel que se ubica dentro de Grand Cul de Sac en Saint Barthélemy. Le Sereno posee 600 metros de playa casi virgen y desde ahí puede apreciarse cómo la arquitectura se integra al paisaje de la isla. Son casi imperceptibles las 36 suites y las tres espectaculares villas con las que cuenta el hotel, además de la piscina, un solarium, un restaurante y un pabellón spa, espacios que sorprenden porque todos brindan vista al mar.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201509/la_joya_de_saint_barthelemy4_7234_615x.jpg

Le Sereno es el lugar perfecto para experimentar unas idílicas vacaciones en esta isla francesa. Más allá de la playa y la piscina, la bahía de Grand Cul de Sac es ideal para nadar, bucear, practicar kite surf,windsurf y paddle board. La experiencia se enriquece al pasear por las calles de St. Barths, ya que son ideales para cualquier estilo de vida. La “cocina de capital del Caribe” ofrece una aventura culinaria que hará las delicias del más avezado foodie, pues son más de 80 opciones gastronómicas que ofrecen exquisitos platillos. La mejor forma de llegar a St. Barths es conectando en San Juan, Puerto Rico, y tomar un vuelo de 45 minutos por la aerolínea más cómoda y exclusiva que llega a la isla caribeña, Tradewind Aviación.