St. Regis, un legado permanente en la ciudad de Nueva York
La fascinante evolución del hotel más icónico de Manhattan.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/st_regis_1_7316_615x.jpg

Este otoño, una nueva era de esplendor contemporáneo ha sido revelada en la Quinta Avenida. “A lo largo del tiempo, el hotel St. Regis Nueva York ha sido sinónimo de estilo impecable y elegancia, es por ello que estamos orgullosos de seguir con esta tradición en el futuro”, afirmó Paul Nash, gerente general del hotel.

La renovación refleja el legado imperecedero del lugar e infunde la fascinación atemporal que ha definido al ícono neoyorquino desde su fundación por John Jacob Astor IV hace más de un siglo.

La reconocida firma de interiorismo HDC ha logrado una estética basada en la filosofía de “lo atemporal es moderno”, que abraza la tradición de diseño del hotel al tiempo que le imprime un estilo contemporáneo. La millonaria renovación abarca una exclusiva colección de suites de diseñador: Bentley, Dior y Tiffany.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/st_regis_2_6739_615x.jpg

La suite Bentley fue diseñada por las mentes maestras de St. Regis Hoteles & Resorts y Bentley Motors, ofreciendo a los huéspedes el lujo, la artesanía y el estilo asociado a la firma. “Los visitantes son recibidos por un espacio que posee todas las características y valores del diseño de Bentley; los accesorios reflejan las propiedades de la joyería de nuestros coches, y el uso del cuero y colores neutros, así como la fina madera y el mobiliario de líneas clásicas hecho a mano, transmiten la especial sensación que los conductores experimentan al manejar un Bentley”, expresó el diseñador de la marca Daniele Ceccomori.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201421/st_regis_3_6613_546x.jpg

Los muros del piso 14 resguardan una destellante y lujosa joya: la habitación Tiffany es un reflejo de la estética contemporánea con la delicadeza que identifica a la casa joyera más famosa del mundo.

Asimismo, con sus ateliers en París como referencia, una de las firmas de lujo más reconocidas ha creado una suntuosa habitación en este histórico hotel. En su interior destaca la serena paleta tradicional de Dior, tonos neutros, grises sutiles y tintes rosados mezclados con acentos vanguardistas y piezas que presumen carácter. Lujosos textiles inspirados en la haute couture como encaje, tul y cuero metálico fueron empleados para recubrir los muros y para adornar las ventanas. El recinto de 160 metros cuadrados encarna la elegancia de la firma francesa Dior.

Las tres suites de diseñador que alberga el edificio St. Regis fusionan la sofisticación clásica y moderna, definiendo una nueva era de lujo al viajar.