Galería idílica
Esteban Chapital es un esteta del espacio; en su santuario reina un mensaje claro, el de la pureza. Su arquitectura es neutra y lo esencial es visible en el momento.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201504/galeria_idilica1_3490_615x.jpg

Hacienda Munive está camino a Puebla y es enmarcada por un paisaje natural idílico; desde sus jardines puede apreciarse el volcán Popocatépetl y, en menor medida, el Iztaccíhuatl. Construida en el siglo XVIII por los jesuitas, y adquirida hace más de 30 años por la familia Chapital, se trata de un espacio en constante restauración y con un lenguaje propicio para que el arte mexicano habite en su interior. Esteban no es arquitecto de profesión, pero su gran sentido estético y su pasión por el arte han sido los motores para crear dentro de la propiedad, y a espaldas de la casa principal, una galería atemporal donde la claridad de sus muros y la potencia de su piso —creado con durmientes del metro de la Ciudad de México (madera oscura africana)— se imponen ante el visitante. Es una galería privada donde la familia Chapital ha colocado su gran colección de arte exclusivamente mexicano, una colección muy bien curada que incluye una impresionante instalación del maestro Alejandro Colunga en la entrada y piezas fundamentales de Manuel Felguérez, así como de Vicente Rojo, Alejandro Santiago, los hermanos Castro Leñero y Sergio Hernández, entre otros artistas sobresalientes.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201504/galeria_idilica4_7333_546x.jpg

La iluminación natural juega un papel primordial en la construcción de la galería, que luce fuerte y sencilla al mismo tiempo. No existen licencias para sobrediseñar la arquitectura, es franca, con muros anchos y un mensaje claro: que perdure en el tiempo y logre resaltar el arte.

Alrededor de la galería, los jardines poseen esculturas de Colunga, Juan Soriano y Sebastián, y el canto de los pájaros hace que la tranquilidad sea el común denominador en el ambiente, del que uno no quiere salir.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201504/galeria_idilica3_9551_615x.jpg

Esteban es el ebanista más codiciado de México, su estilo se impone al tiempo y su personalidad es coherente con su propuesta de diseño, en la cual su técnica es magistral para convertir puertas añejas y durmientes de madera en piezas de mobiliario con cualidades artísticas insuperables.

Un mueble de Chapital tienen que ser pesado porque está hecho de madera de verdad, generosidad y celebración a un material tan noble. Esteban posee el don natural de hacer fácil lo difícil y de ver el alma de los objetos, por lo que su sentido estético siempre es armonioso y del gusto de los amantes del buen diseño.