• Lugares
  • Natalia Musacchio
  • 26|07|2017
RENOVACIÓN afortunada
El diseño clásico y el contemporáneo tienen un encuentro único en Monument Hotel, el nuevo espacio de lujo en la avenida más icónica de Barcelona.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/30/monument1_8804_615x.jpg

A finales del siglo XIX, un empresario catalán de nombre Enric Batlló mandó construir su casa particular sobre el Paseo de Gracia. Hoy, el Monument Hotel —miembro de Preferred Hotels & Resorts LVX Collecction— retomó la propiedad para crear este hotel de cinco estrellas que ya es considerado uno de los más bellos del paseo barcelonés. Los arquitectos Carlos Basso y Tote Moreno, con la colaboración de Óscar Tusquets en el anteproyecto, fueron los encargados de la remodelación, junto con la interiorista Mercè Borrel. La rehabilitación fue rigurosamente cuidada, con el fin de rescatar todos los elementos originales posibles. En el interior se puede apreciar la escalinata principal con detalles en mármol y un icónico patio.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/30/monument2_8259_1365x.jpg

En este inmueble conviven distintos estilos. El original, premodernista, y el nuevo, contemporáneo con reminiscencias de estilo industrial y urbano. Sus 84 exclusivas habitaciones y suites, que oscilan entre los 24 y 85 metros cuadrados, fueron decoradas en tonos sobrios y con mobiliario hecho a la medida para vestir cada rincón a la perfección. Todas ellas cuentan con un balcón que mira ya sea al emblemático Paseo de Gracia, al patio interior o a la calle Mallorca. Los techos de doble altura y los ventanales proporcionan una sensación de amplitud y luminosidad. La joya del hotel es la suite Enric Batlló. Es la de mayor tamaño y se encuentra en la última planta; además de simular un pequeño departamento de lujo, cuenta con tres balcones que otorgan una panorámica única del skyline de la capital catalana.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/30/monument3_5794_1800x.jpg

La experiencia de este hotel también destaca por sus espacios culinarios: el principal es el restaurante Lasarte, de dos estrellas Michelin, a cargo del chef Martín Berasategui, que abrió sus puertas en 2006 pero también fue remodelado con la apertura del hotel. Se puso especial atención a la luz, a las texturas —en donde predomina la madera de roble— y a la exquisita selección de mobiliario que hacen de este espacio el lugar perfecto para degustar platillos dignos de un decorador gastronómico. El restaurante Oria, integrado al lobby mediante una estructura de pirámide invertida, se distingue por un lucernario que inunda con luz natural el espacio. El Hall0 Cocktail Bar, de ambiente más relajado, también está integrado al lobby. Sin duda, el Monument Hotel está próximo a ser un punto de referencia en Barcelona.