• Lugares
  • Jessica Moreno
  • 20|07|2017
Berlín urbano
¿Cómo hacer que un hotel sea refinado sin que pierda su atmósfera casual? ¿Que sea moderno pero se sienta su legado aristocrático? Sir Savigny descubrió la fórmula.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/berlin_urbano_1_9295_615x.jpg

Diseño de habitaciones y pasillos: Saar Zafrir  

Diseño de lobby y restaurante: Baranowitz + Kronenberg

La ciudad alemana necesitaba un poco de calidez en cuestión de hospedaje, es por eso que este hotel boutique buscó dotarla de un espacio que demostrara la personalidad urbana de Berlín, altamente contemporánea. Enfocados a los clientes que ellos llaman “aristócratas modernos”, además de un buen café, wi-fi y una cama cómoda, les ofrecen un hogar temporal personalizado.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/berlin_urbano_2_9511_1365x.jpg

En Sir Savigny el ambiente es único porque todo fue hecho a la medida, los muebles, la iluminación, las telas, las alfombras… así consienten a sus huéspedes como si fueran de la realeza, pero no cruzan la línea sin retorno hacia la frialdad, ya que las obras de arte moderno y el humor son parte de su esencia. Basta decir que en cada habitación tienen “botones hamburguesa” para que te lleven una directamente a tu cuarto desde su restaurante The Butcher, aunque honestamente, te recomendamos bajar y verlo con tus propios ojos, debido a sus letreros neón, un mapa de la anatomía de tu carne y sus cortes Aberdeen Angus de Escocia, te costará trabajo salir de ahí.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/berlin_urbano_3_8761_1800x.jpg

En su cocina, también con un ligero toque distinguido, tienes una biblioteca con títulos de todo el mundo, al igual que en sus sillones junto a la chimenea, pero si no quieres tener la nariz entre los libros puedes ir al patio y tomarte un coctel mientras disfrutas de más obras de arte. Toda esta experiencia te tendrá en constante exitación sobre si te encuentras en el lugar más elegante que has visitado en tu vida, o al menos el más original y relajado.