Escapada Urbana en L.A.
La ciudad más grande de California revitaliza su centro, y este hotel trendy es una de las pruebas.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/13/escapada_urbana_la_324_615x.jpg

Diseño Interior: Sydell Group y Roman and Williams

Combinar la cultura social de un hostal con un diseño innovador y un fuerte sentido de comunidad es la propuesta de Freehand Los Angeles, inaugurado en junio pasado.

Ubicado en un barrio cada vez más en boga —Downtown L.A.—, este hotel ocupa el edificio histórico Commercial Exchange, desarrollado en 1924 por Rudolph Rosenberg. Varios negocios locales abrieron sus puertas en esta época, como la primera tienda de Owl Drug Company, y la sede editorial de Edgar Rice Burroughs. Este legado fue una de las fuentes de inspiración del hotel, cuya estética combina referencias urbanas y toques californianos.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/13/escapada_urbana_la_7046_1365x.jpg

Creado por Sydell Group, que confió en los diseñadores neoyorquinos Roman and Williams, Freehand Los Angeles consta de 226 habitaciones (167 cuartos privados y 59 compartidos) y varias áreas públicas. En este oasis en medio del bullicio de la ciudad, el equipo de Roman and Williams quiso crear una conversación entre pasado y futuro mediante los espacios, una interpretación moderna del paisaje urbano de Los Ángeles.

Artesanos y fabricantes locales concibieron el mobiliario y lámparas a la medida que se fusionan con textiles y tapicerías de colores vibrantes, así como obras murales de artistas del área, como el colectivo Cyrcle.

En el restaurante The Exchange, el menú de Alex Chang (de madre mexicana y padre chino) explora los sabores multiculturales de la ciudad. La carta y el interiorismo —que incluye mesas comunales— invitan a compartir platos en una atmósfera fresca y acogedora con plantas que evocan el desierto de California.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/13/escapada_urbana_la_9469_1800x.jpg

Gabe Orta y Elad Zvi, de Bar Lab, trabajaron en el concepto de bar sofisticado Rudolph’s Bar & Tea, en el lobby del hotel, y en el famoso bar Broken Shaker, situado en el techo junto a una piscina. Decorado con mobiliario vintage, cuenta con vistas hacia la ciudad y una vibra relajada.

Creado por el diseñador de interiores Sean Knibb, la concept store Flowerboy reúne flores, velas, perfumes y joyas en la planta baja del hotel.

Para disfrutar de eventos sociales, arte, diseño y gastronomía, Freehand Los Angeles es the place to be.