Mimetización NATURAL
Para los amantes de la naturaleza, los animales y, por supuesto, del descanso, Nekupe, en Nicaragua, tiene todo para pasar una estancia de ensueño.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/25/nekupe1_3828_615x.jpg

Con tan sólo ocho habitaciones, Nekupe es el primer resort de lujo en medio de la campiña nicaragüense. Se encuentra a 40 minutos de la ciudad histórica de Granada, en medio de nada más que 720 hectáreas de una reserva natural. El objetivo principal de su creación fue el de erigir un hotel que conviviera en armonía con el medio ambiente y que reflejara la cultura de Nicaragua, en donde los huéspedes experimentaran un servicio cálido y de primera. Nekupe significa “paraíso” en chorotega —la lengua de los indígenas de la región—, y es ahí en donde quieren que sus visitantes se sientan. El resort está compuesto por cuatro villas —cada una con terraza y staff propio—, dos suites y dos grand suites que se encuentran en el edificio principal, llamado Residencia de Doña Theresita, cuya extensión es de dos mil 500 metros cuadrados.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/25/nekupe2_8344_1800x.jpg

Desde la construcción hasta los más mínimos detalles de diseño estuvieron regidos bajo las reglas del feng shui, con el fin de atraer energías positivas al recinto. Al ser la convivencia con la naturaleza el interés principal de sus creadores, Theresita y Alfredo Pellas —quienes invirtieron 25 millones de dólares para preservar 158 especies de plantas y para que la propiedad funcionara como un santuario para los animales endémicos—, Nekupe ofrece a sus invitados la posibilidad de realizar actividades como montar a caballo, senderismo y avistamiento de aves y otros animales, como monos, zorros, perezosos, ciervos e incontables especies de mariposas. Para quienes prefieran quedarse a disfrutar de las instalaciones, también existen alternativas como practicar yoga al aire libre, tomar clases de cocina, coctelería, jardinería y de creación de huertos, o bien, admirar las estrellas con ayuda de un telescopio profesional.