Respiro COLONIAL
En medio de uno de los centros históricos más bellos de México, se encuentra Rosewood Puebla, el nuevo hotspot de locales y turistas.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/25/colonial1_9411_615x.jpg

Tres antiguos edificios coloniales del Barrio de San Francisco, la Capilla del Cirineo y los icónicos Lavaderos de Almoloya conforman este nuevo hotel, el cual se erige en pleno centro histórico de la ciudad de Puebla. Después de una minuciosa restauración —que hoy da lugar a este espacio con cuatro siglos de historia—, el hotel Rosewood Puebla abrió sus puertas para que los visitantes disfruten de un entorno de espacios de inundados de lujo que conservan la esencia de su origen.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/25/colonial3_7993_1800x.jpg

La perfección de este lugar está en los detalles de las habitaciones y suites, las cuales ostentan una refinada decoración inspirada en el arte poblano, realizado principalmente en talavera, piedra y herrería. Baños con tina, duchas de lluvia y fascinantes vistas al centro histórico o a los cuidados jardines del hotel —que en primavera se visten de morado gracias a las jacarandas—, otorgan a sus huéspedes un santuario dedicado a la relajación y el disfrute.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/25/colonial2_5822_1800x.jpg

El hotel cuenta con cuatro restaurantes cuya misión es satisfacer los paladares más exigentes: Pasquinel Bistrot, que incorpora toques de la gastronomía mexicana con la influencia francesa de un clásico bistrot; Café Azul Talavera, para una experiencia más relajada; el bar Los Lavaderos, perfecto para tomar una copa y un bocadillo y ubicado en uno de los rincones más bellos del hotel, y Rooftop Bar, que ofrece frescos cocteles artesanales, charcutería y delicias de la auténtica cocina mexicana, y que además permite apreciar una vista única del skyline colonial de esta ciudad, así como de los icónicos volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.