Hospedaje HISTÓRICO en Florencia
Albergado en un palacio suntuoso, el hotel St. Regis Florence rinde homenaje al Renacimiento.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/16/hotelflorencia1_1394_615x.jpg

Majestuoso, elegante, lujoso: el hotel St. Regis Florence es todo eso. La historia del edificio que lo aloja se remonta a varios siglos atrás, cuando la familia Giuntini pidió al arquitecto más famoso de la ciudad, Brunelleschi –quien concibió la cúpula de la iglesia Santa Maria del Fiore–, que le diseñara su residencia en la plaza Ognissanti.Cuatro siglos más tarde, el edificio se volvió un hotel exclusivo donde muchas personas célebres se quedaron desde el siglo XIX, donde el río Arno les da la bienvenida a los viajeros a esta encantadora ciudad.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/16/hotelflorencia2_3684_1800x.jpg

En este edificio –cuyo inmenso valor histórico y artístico fue preservado durante su restauración hace algunos años–, el estilo del Renacimiento y el arte de la hospitalidad se reúnen. En cada espacio se celebra la cultura de Florencia, pues artesanos locales trabajaron en la remodelación del hotel, utilizando técnicas italianas. Las 19 suites excepcionales y las 81 habitaciones cuentan con piezas de mobiliario y obras de arte refinadas. Fueron decoradas con paletas diferentes que corresponden a tres temáticas –Medici, Florentina y Renacimiento– y cada una lleva el nombre de un personaje histórico. Los chandeliers de cristal, los frescos, los lienzos y los elementos de mármol contribuyen a dar una sensación de opulencia. Una de las suites fue creada por el director creativo de Bottega Veneta, Tomas Maier, quien usó colores neutros para crear una atmósfera cálida y, además añadió piezas de la colección de mobiliario de la marca.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/16/hotelflorencia3_7208_1800x.jpg

Dentro del hotel los huéspedes cuentan con la oportunidad de visitar Iridium Suites My Blend by Clarins, que consta de tres espacios spa adornados con mármol florentino blanco y gris, paredes con oro y plata y mosaicos hechos a la medida. El St. Regis Florence incluyó varias áreas dedicadas a la gastronomía como el restaurante Winter Garden by Caino donde los huéspedes degustan platos florentinos con sabores mediterráneos. La íntima “Cantinetta” se aloja en una bodega del siglo XV y el mezzanine alberga el “Ballroom” majestuoso. Finalmente la terraza de la biblioteca es ideal para tomar un aperitivo con una vista espléndida.

www.stregisflorence.com