• Lugares
  • Katia Albertos
  • 29|03|2017
Tributo NOSTÁLGICO en CHICAGO
The Robey, el nuevo integrante de Grupo Habita, abre sus puertas en un edificio icónico ubicado en el corazón de Chicago.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/robey1_7630_615x.jpg

Arquitectura interior: Nicolas Schuybroek Architects

Diseño interior: Marc Merckx Interiors

La Northwest Tower, construida al estilo art déco en 1929 por el despacho de arquitectura Perkins, Chatten & Hammond, es considerada uno de los edificios más icónicos de Chicago. Este landmark se ha convertido en la sede de The Robey, el nuevo integrante de Grupo Habita, la firma desarrolladora de hoteles boutique en México y, recientemente, en Estados Unidos. Debido a la importancia arquitectónica de esta torre, el concepto de The Robey se centró en la preservación de la construcción original, pero llevando el hotel al confort del año 2017. Para lograrlo, Moisés Micha y Carlos Couturier, las mentes maestras detrás de Grupo Habita, seleccionaron los despachos Nicolas Schuybroek Architects y Marc Merckx Interiors para realizar la arquitectura interior y el diseño interior, respectivamente.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/robey2_6087_1800x.jpg

“Elegimos a diseñadores belgas por su diseño conservador y elegante, pero, sobretodo, por su experiencia para manejar materiales adecuados para un clima extremo como el de Chicago”. La visión europea de los diseñadores, aunada al profundo entendimiento de la preservación histórica y a la integración de elementos clave de la estética americana dio lugar a un hotel fiel a los espacios del edificio y, a la vez, sencillo, elegante y original. “La inspiración para The Robey fue tomada de la cultura americana, de la excelente arquitectura local del maestro Frank Lloyd Wright y de la estética nostálgica de Edward Hopper, ambos iconos americanos”, añadió Moisés. Uno de los retos más importantes fue conseguir una inmersión total en el entorno, tanto del edificio como de sus alrededores, y reinterpretarlo para crear una propuesta creativa.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/robey3_4906_1800x.jpg

Elementos estéticos distintivos de las zonas de Wicker Park y Bucktown, mobiliario vintage y la selección de tonalidades empleadas en el edificio original, como la pintura en color Deep River, fueron esenciales para dotar de identidad a este hotel de vistas privilegiadas a la ciudad de Chicago. “La idea fue abrazar el edificio existente y el vecindario de Wicker Park y Bucktown. Creamos un lugar enraizado en sus alrededores. Cada piso cuenta una historia. Se trata de sentirse en casa, y, al mismo tiempo, integrar la esencia y el legado de esta parte de la ciudad”, aseguró Nicolas Schuybroek, fundador de Nicolas Schuybroek Architects.