• Lugares
  • Loredana Matute
  • 30|12|2017
La sorprendente boutique de BVLGARI en NUEVA YORK
El balance entre nostalgia, tradición, innovación y eclecticismo define el espíritu de la nueva tienda de la marca italiana de joyería.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/52/bulgari_484_615x.jpg

Diseño: Peter Marino

Situada en el icónico Crown Building, en la Quinta Avenida de Nueva York, la renovada tienda de Bulgari es un homenaje a sus tradicionales raíces romanas. Elementos como la puerta Condotti, simbólicamente trasladada desde Roma, la arquitectura interior, que recuerda a los antiguos teatros italianos, o los tesoros artísticos de idílicos diseñadores como Osvaldo Borsani o Gio Ponti crean una verdadera experiencia que no cesa de sorprender.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/52/bulgari_8764_1800x.jpg

Para el diseño de la tienda, Peter Marino se inspiró en el sur de Italia, en los tonos dorados y anaranjados que irradia el sol sureño, y lo refleja en los textiles, muebles y paredes que contrastan con el mármol que viste todo el espacio. La impresionante fachada de bronce está inspirada en un antiguo broche de Bulgari de los años 30, con motivos florales llamados “rosetta”, los cuales fueron fabricados a mano en Italia y rematados con luces que resaltan sus detalles por las noches. El juego de iluminación que se provoca en el interior, ambientando el espacio de manera contemporánea e innovadora, es un elemento que distingue el toque personal del arquitecto Peter Marino. El área de accesorios es un tributo a los años 70 y a los diseñadores italianos Scarpa y Migiarotti, quienes marcaron esta década con su vibrante energía.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/52/bulgari_7319_1800x.jpg

Peter Marino afirma que la arquitectura de una tienda de lujo como Bulgari es tan importante como el accesorio mismo: “De cuatro personas que entran a una tienda de lujo, sólo una realizará una compra. La importancia reside en qué tan buena impresión deja la tienda en las otras tres personas, como factor decisivo para que regresen”. En la boutique, la sensibilidad de Peter Marino fue llevada a todas las escalas, logrando una estética con rasgos tradicionales reinterpretados de forma moderna y artística. El fascinante uso del color, las impresionantes muestras artísticas y la unión del pasado y presente de la firma joyera, resultan en una arquitectura que será un icono más en la ciudad de Nueva York.