• Lugares
  • Isabel Lemionet
  • 18|07|2017
Contraste en el CARIBE
En Cozumel, el restaurante Sal de Mar deleita el paladar con una auténtica fusión de diseño y gastronomía.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/sal3_31_615x.jpg

Arquitectura: Punto Arquitectónico

Ubicado en la isla de Cozumel, en el estado de Quintana Roo, el despacho Punto Arquitectónico crea Sal de Mar, un restaurante que fusiona la fresca brisa del Caribe con un diseño moderno y una cocina al punto. El proyecto, concebido dentro de una antigua casa en mal estado y las ruinas de lo que solía ser un taller mecánico, destaca por la conservación de los elementos arquitectónicos existentes y por un gran respeto hacia la naturaleza que circunda el terreno.

Punto Arquitectónico, demuestra tener un talento especial para conservar el encanto arquitectónico de los espacios en los que interviene. Para este proyecto, propuso continuar con una arquitectura progresiva e implementó de manera creativa un diseño innovador sin perder la esencia tradicional del sitio.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/sal1_1642_1800x.jpg
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/sal4_8810_615x.jpg

A diferencia de otros proyectos contemporáneos, la esencia única en el diseño de Sal de Mar permite que, además de los detalles modernos, puedan apreciarse algunas de las ruinas preexistentes en los muros del restaurante. Desde el instante en el que se accede al espacio, puede percibirse el salón principal, el cual se conecta a través de grandes ventanales con el patio posterior, permitiendo así una conexión directa entre ambos. El salón para eventos privados, la terraza abierta y la barra y  contra-barra —formada por una repetición de cartelas de madera—, constituyen los espacios esenciales del restaurante Sal de Mar, ya que su estética fresca cautiva a los comensales mientras éstos disfrutan de una fusión de gastronomía internacional con los sabores típicos de la región.

Otros detalles, como los muebles restaurados y recuperados especialmente para el interiorismo y la interesante mezcla de materiales originales combinada con mampostería de piedra, aplanados envejecidos de concreto, maderas claras y concreto pulido, hacen que el espacio culinario adquiera un ambiente auténtico y muy personal.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/29/sal5_6114_1800x.jpg

“Dentro del proyecto se descubre una atmósfera contrastante por su materialidad. Los pisos de concreto aparente conviven con elementos antiguos de texturas patinadas y piezas de mobiliario colorido en tonos blancos y turquesa”, comentaron los arquitectos.

Finalmente, además de agregar perforaciones en el salón y la cubierta para dar paso a los árboles antiguos que se ubicaban en el terreno, y así crear un ambiente selvático, Punto Arquitectónico diseñó un mosaico especial en pasta artesanal para emular granos de sal y acentuar hasta en el mínimo detalle el carácter único de Sal de Mar.