• Lugares
  • Katia Albertos
  • 12|09|2017
Esencia BARRAGÁN
César Cervantes Tezcucano y Jorge Covarrubias crean un centro cultural en las caballerizas de la Casa Pedregal, por Luis Barragán.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/36/tetetlan2_3131_1365x.jpg

Arquitectura: Luis Baragán

Restauración: Jorge Covarrubias y César Cervantes Tezcucano

En sus inicios, durante las décadas de 1940 y 1950, el Pedregal de San Ángel fue concebido como un oasis en medio de la ciudad, en donde arquitectura, naturaleza y comunidad se integraban en absoluto equilibrio. Con el paso del tiempo, esta utopía fue desintegrándose lentamente para dar lugar a comercios y condominios horizontales que poco a poco han transformado el rostro del Pedregal. En este contexto, la labor de César Cervantes Tezcucano cobra relevancia, pues desde hace 10 años ha dedicado sus esfuerzos para preservar los tesoros arquitectónicos pedregalinos y devolver a la zona su esplendor, por ejemplo, restaurando la Casa Pedregal, antes Casa Prieto, por Luis Barragán. Durante la realización de este proyecto, Cervantes, junto con el arquitecto Jorge Covarrubias, emprendió el rescate del espacio que alguna vez ocuparon las caballerizas en la Casa Pedregal para transformarlas en el Centro Cultural Tetetlán.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/36/tetetlan3_1375_1800x.jpg

“Se rescató y restauró todo lo que encontramos original de las caballerizas. Sin tocar la estructura, se intervino el espacio a fin de dar cabida a nuestra operación y dotar de vida al lugar. Es realmente placentero ver cómo nuestros vecinos comienzan a ver su barrio de manera distinta al descubrir en Tetetlán la idea del Pedregal antiguo”, explicó Cervantes Tezcucano. Así, Tetetlán se ha convertido en un recinto para la creación de cultura y comunidad, en donde conviven un huerto orgánico, un restaurante de gastronomía mexicana de barrio que emplea ingredientes orgánicos y apoya prácticas sostenibles, una barra de café orgánico, una tienda de artesanías y creaciones de diseñadores nacionales e internacionales, un foro al aire libre, un centro de conciencia corporal para practicar yoga y otras actividades.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/36/tetetlan5_7932_1800x.jpg

Además se incluyó una biblioteca con más de 20 mil volúmenes, una fonoteca con 40 mil acetatos, un archivo con mil documentos históricos de este proyecto de urbanización, así como el archivo fotográfico del Pedregal de San Ángel creado por Armando Salas Portugal. “Tetetlán busca generar conciencia como principio de cualquier desarrollo social, y cultura como principio de la creación de conciencia. Sólo así se puede verdaderamente vivir y crear. Creemos firmemente en los vínculos y en la comunidad, y no puede haber cambios mayores si no logramos cambios a escala vecinal, en nuestra calle”, concluyó el excoleccionista de arte.