• Lugares
  • Karina González Fauerman
  • 18|10|2017
La magia de adentrarse en la naturaleza
Con perspectivas privilegiadas hacia el parque Tangamanga en San Luis Potosí, este restaurante es ideal para apreciar el entorno verde.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/42/la_magia_de_adentrarse_en_la_naturaleza_1_5748_615x.jpg

Un infiniti forest que exhibe la vegetación en el plafón y que se une visualmente con las copas de los arboles que sobresale en Winepark, un restaurante ubicado dentro de Plaza Citadella en San Luis Potosí, diseñado por el despacho Brossin.En el salón principal los comensales experimentan la sensación de adentrarse en un bosque perimetral del Parque Tangamanga.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/42/la_magia_de_adentrarse_en_la_naturaleza_2_531_1800x.jpg

“El parque es la principal atmósfera que predomina en el restaurante. Una de las premisas de diseño fue incorporar toda la vegetación en el plafón, aunado con la vista principal hacia el mismo, para dar la sensación de que el parque Tangamanga se adentraba”, explica el arquitecto Rodrigo Jiménez, responsable del proyecto y director de la oficina de Broissin Arquitectos en San Luis Potosí.Un área de recepción, cava, cocina, barra y comedor, así como un privado para 25 comensales aproximadamente y un salón de eventos al final del mismo, integran el establecimiento de comida internacional.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/42/la_magia_de_adentrarse_en_la_naturaleza_3_8201_1800x.jpg

El mobiliario que viste los espacios proviene de 20 destinos diferentes, lo que genera una mezcla de texturas, formas y estilos que se fusiona en un ambiente relajado y confortable. Asimismo, se aprecian objetos en desuso de una fábrica antigua, con valor sentimental para alguno de los socios del lugar, que reciben con sabor de hogar a los comensales desde el tunel de acceso forrado en padecería de madera.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/42/la_magia_de_adentrarse_en_la_naturaleza_4_2461_1800x.jpg

Sin contar las lámparas suspendidas, explica Jiménez, toda la iluminación es indirecta y cálida. Las obras de arte son recicladas, ya que originalmente se encontraban en un centro nocturno llamado 2012.“La gente visita este establecimiento gracias a la localización y sin duda por la vista al parque, ya que no hay otro sitio igual en San Luis y que a su vez en las noches cambie su modalidad a bar, lo que lo hace muy atractivo”, concluye Jiménez.

www.broissin.com