Arquitectura para vivir cerca de la playa en Yucatán

A 11 kilómetros de Mérida, esta casa familiar de 324 metros cuadrados invita a la naturaleza a su interior.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_3888_615x.jpg

Arquitectura: MS Architettura

En la ciudad yucateca de Cholul, el arquitecto Marco Stecca, fundador del despacho MS Architettura, aceptó el reto de diseñar una casa de tres dormitorios para una familia en un terreno rectangular estrecho de solo 10 x 40 metros. “Te desplazas de forma lineal en toda la casa y los espacios aparecen mientras vayas caminando”, comentó.

Leer más: Despídete de los mosquitos sin utilizar químicos.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_5322_3000x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_476_3000x.jpg

Este proyecto consistió en eliminar los muros lo más posible para dar una sensación de amplitud, crear movimientos fluidos y favorecer la interconectividad entre el interior y el exterior, en particular gracias a la estructura con columnas que sostiene la losa y permite tener una fachada libre inspirada por Le Corbusier.

Leer más: 10 pueblos extraordinarios en Grecia con aires de Atlántida.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_282_2275x.jpg

Ya que da a poniente, la fachada cerrada protege de los rayos del sol. El color naranja del barro hace referencia a la tonalidad de la tierra y se complementa con el resto de la paleta en el interior: beige en la planta baja donde se sitúan las áreas sociales y azul en el primer piso que alberga los espacios privados (que cuentan con un acceso a la terraza en el techo). “El naranja es el punto de conexión entre abajo y arriba”, dice el arquitecto.

Leer más: Las mejores y peores plantas para un hogar pet-friendly.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_8048_3000x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_1211_2275x.jpg

En la entrada, se usó un piso de pasta (tradicional yucateco) y se cortó en módulos que luego fueron colocados artesanalmente para tener un suelo único. El cemento pulido contrasta con el barro rugoso y todos los materiales “dan ganas de sentir la casa, de tocar los muros, los pisos”, destaca Marco Stecca. Aunque se ve escondida atrás de la sala rodeada del jardín, la cocina ocupa el centro de la casa. El diálogo entre interior y exterior es particularmente fuerte en la planta baja que se puede abrir gracias a ventanas de vidrio de piso a techo.

Leer más: El estudio mexicano que está transformando a la arquitectura latinoamericana.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_2804_3000x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/28/casa_2969_2275x.jpg

El nivel superior reúne un vestíbulo de doble altura que conecta la terraza en el techo y los tres dormitorios. En la sala de baño de la recámara principal, los amplios ventanales corredizos dan la sensación de bañarse al aire libre. Extendida en una superficie de 324 metros cuadrados, esta casa permite a los moradores sentirse libres sin que se haya sacrificado su privacidad. Los colores, los materiales y las líneas arquitectónicas dan a este proyecto su sello distintivo muy al estilo de Yucatán.

Leer más: Las plantas más bonitas (y fáciles) de tener en tu cocina.