Casey Neistat y Candice Pool encontraron la serenidad suburbana en una jungla de concreto
La pareja creativa hizo que su hogar en la ciudad de Nueva York fuera un escape zen con la ayuda del diseñador Daun Curry.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/39/casey_6745_615x.jpg

Como dice el viejo adagio, los opuestos se atraen. Aunque eso no fue lo que unió a Casey Neistat y Candice Pool, definitivamente se aplica al departamento de la pareja creativa. Cuando Neistat no está en monopatín por la ciudad con una GoPro, tomando un vuelo nocturno a Tokio o escalando acantilados para sus vlogs diarios de YouTube (Pool, fundadora de la compañía de joyería fina Billy! y la línea más caprichosa Finn, así como la esposa de Neistat por cinco años, a menudo coestelar de sus videos), su hogar es un refugio urbano en un edificio de apartamentos de gran altura en el centro de Manhattan; los suburbios se han ido a las nubes.

No es lo que esperarías de la pareja, que podría ser embajadores de la vida loft. De hecho, eso es exactamente lo que no querían. "Mi hogar tiene que ser la antítesis de la oficina", dice Neistat, que trabaja en un espacio compacto en SoHo. "El caos y la rudeza de la oficina deben complementarse con la amabilidad y la calidez hogareña de donde vivo, que se ha vuelto exponencialmente más fácil desde que Candice y yo comenzamos a vivir juntos".

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/39/casey_5666_1365x.jpg

Los rascacielos son sus puntos de vista en tres direcciones, pero sus tres habitaciones y tres baños y medio son tranquilos. El plano de planta está abierto, pero las habitaciones se sienten distintas ("El diseño es perfecto", dice Pool). El edificio tiene toques de vida suburbana (incluida una lavandería, una necesidad para los padres de un niño pequeño, con otro en el camino) y también lo hace el apartamento: la familia podría terminar en los suburbios, pero por ahora viven en lo mejor de los dos mundos.

Ellos tenían una prioridad. "¡No podría ser una caja blanca!" dice Pool, una residente de West Village desde hace mucho tiempo que tenía alergia a los nuevos edificios estilo condominio, pero se cansó de los autobuses turísticos y las escaleras anti-carreolas en el loft de preguerra en el que vivían. Neistat y Pool trabajaron con la diseñadora neoyorkina Daun Curry, quien también diseñó los showrooms de las marcas de joyería de Pool. "Es algo extraño, pero un espacio vacío en realidad se siente más pequeño, y completamente impersonal, cuando es solo una caja blanca", explica Curry. "Lo que se siente bien acerca de un espacio histórico con sorprendentes componentes arquitectónicos son las capas dinámicas que vienen con los detalles y la sensación de nostalgia". Por ello, Curry agregó revestimientos de madera mate negra a las paredes y pintó del mismo tono todo debajo de los alféizares de la ventana, lo que visualmente permite que los pisos se separen para centrar su atención en las vistas del Hudson.

 

((Inesperada, sorprendente y divertida, así es la casa de Alexandre de Betak y Sofía Sánchez))

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/39/casey_1441_1800x.jpg

La temática que inventaron fue "Bohemia Aristocrática": una mezcla ecléctica que Curry describe como "lujo relajado". El enorme y acogedor sofá beige de Restoration Hardware en la sala de estar, está decorada con textiles estampados con animales de ABC Carpet & Home y una manta faux fur de Barneys New York. Tres piezas de arte impactantes no podrían ser más diferentes: una gran foto enmarcada de un leopardo de la fotógrafa sudafricana Caroline Gibello, hace referencia a la educación de Pool en el extremo sur del continente africano; una pintura personalizada de Shantell Martin que incorpora sus iniciales; y una pintura pastoral que la pareja encontró en el Hotel Ocean House en Rhode Island en una de sus estadías anuales.

La escultura de patineta dorada, un obsequio de un día de padre de Pool a Neistat, fue un descubrimiento afortunado en Clic Gallery en Soho. Las piezas hechas a la medida en el dormitorio, con un asiento tapizado en la ventana son reminiscencias de la adicción de los propietarios anteriores a los gabinetes, los cuales cubrían la mayor parte del pasillo de entrada y la sala de estar y Pool y Curry desmontaron. La acumulación de piezas está prohibido: "Hemos aprendido que solo porque expandas tus pies cuadrados no significa que puedas expandir tus hábitos de acumulación", dice Pool. "Ambos anhelamos la calma de la pulcritud".

"No entiendes cuántas veces a la semana entro aquí y digo: 'Me encanta este apartamento'", dice Neistat. "He estado en Nueva York durante casi 20 años, y justo he sobrevivido esta ciudad. Este es el primer departamento en el que siento que vivo en Nueva York".

¡Da click AQUÍ para conocer todos los detalles de la vivienda!

 

Texto publicado originalmente en AD US.