Dos hogares con vibras tropicales en Nicaragua

Estos proyectos residenciales reflejan un estilo de vida con influencias universales.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/36/dos_hogares_vibras_tropicales_nicaragua_arquitectura_3197_615x.jpg

INTERIORISMO: Jean-Marc Houmard e Yvan Cussigh

Jean-Marc Houmard e Yvan Cussigh crecieron en Suiza pero conocieron el éxito profesional del otro lado del Atlántico, en el sector de los hoteles y de los restaurantes, primero en Nueva York y luego en Nicaragua, donde abrieron en 2014 el hotel Tribal en el corazón de Granada.

En esa misma ciudad colonial, encontraron un terreno amplio en una zona ligeramente elevada y con vistas hermosas hacia la catedral de un lado, y al volcán dormido Mombacho del otro. El panorama único los convenció inmediatamente de comprar el lote para construir sus dos casas.

El dúo imaginó todos los detalles de cada vivienda, dando prioridad a un diseño muy personal, ecléctico y diferente de lo que se ve habitualmente en las calles de Granada. Jean-Marc e Yvan introdujeron algunos toques coloniales, pero decidieron combinarlos con un estilo de vida totalmente al aire libre —excepto para los dormitorios—, y áreas que se organizan alrededor de un patio central como es el caso en los riads marroquíes.

((Leer más: Making Space, un documental sobre 5 mujeres que están transformando la arquitectura.))

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/36/dos_hogares_vibras_tropicales_nicaragua_arquitectura_7027_3000x.jpg

Las dos casas son similares en cuanto a concepto de diseño, pero diferentes en espacios. Cada área de vida al exterior incluye una amplia sala, un comedor y una cocina abierta que rodea un patio lleno de vegetación y una piscina con baldosas geométricas en blanco y negro. Las escaleras llevan a la planta superior donde se encuentran los dormitorios (tres en la casa de Jean-Marc y cuatro en la de Yvan) que se extienden hacia una terraza.

((Leer más: Las mejores plantas para tu hogar de acuerdo a tu personalidad.))

Los propietarios escogieron el negro, el blanco y el gris como base de la paleta y añadieron telas coloridas, así como tapetes y accesorios exóticos para brindar energía al ambiente. Diseñaron todas las baldosas que adornan los espacios, y las hicieron fabricar por artesanos locales. En las cocinas, las paredes negras de concreto pulido crean una profundidad visual.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/36/dos_hogares_vibras_tropicales_nicaragua_arquitectura_6617_3000x.jpg

Algunas piezas de mobiliario son de estilo mid-century, otras son antigüedades, y varias más fueron hechas a la medida y fabricadas con concreto blanco como las camas en los dormitorios y a la orilla de la piscina, así como los bancos en las salas. Todas las lámparas de mimbre fueron diseñadas por los
propietarios, y fabricadas por artesanos de la región. 

Los kilims que provienen de Turquía, las colchas indias kantha, los detalles marroquíes en los techos altos de las salas y en las paredes atrás de las camas, así como los numerosos cojines, añaden un sinfín de motivos y de colores, lo que resulta en espacios eclécticos y sorprendentes en cada rincón. 

Los dos propietarios —quienes conocieron inviernos muy fríos tanto en Europa como en Estados Unidos— quisieron crear aquí dos oasis tropicales llenos de palmeras y flores exóticas —en particular en los patios— que dan la sensación de estar en medio de la jungla.

 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/36/dos_hogares_vibras_tropicales_nicaragua_arquitectura_1182_3000x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/36/dos_hogares_vibras_tropicales_nicaragua_arquitectura_5214_2275x.jpg